The news is by your side.

Casi 13 millones de españoles en riesgo de pobreza

El pasado día 17 de octubre se presentaba en la Sala Campoamor del Congreso de los Diputados el documento El Estado de la Pobreza. España 2017 VII Informe anual sobre el riesgo de pobreza y exclusión, que trata de reflejar, con motivo de la conmemoración del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, que se celebra cada año ese mismo día, la situación que se vive en este campo en cada país.

En España, 12,9 millones personas, 27,9 por ciento de la población,  se encuentran en riesgo de pobreza o exclusión social. Aunque se percibe una leve mejoría en la tasa general, la pobreza ha aumentado ya que hay colectivos que no perciben dicha mejoría.

El informe está elaborado por la Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) que es una coalición independiente de ONG’s  y otros grupos involucrados en la lucha contra la pobreza y la exclusión social en los Estados miembro de la Unión Europea. En España el responsable de su elaboración es EAPN-España que muestra los cambios registrados en el número de personas en riesgo de pobreza y/o exclusión social mediante el estudio de la evolución del indicador AROPE (At-Risk-Of Poverty and Exclusion) y de sus componentes, entre los años 2008 y 2016.

En el mencionado acto de presentación se contó con la presencia de Carlos Susías, presidente de EAPN España, Juan Carlos Llano, investigador y sociólogo que ha elaborado el informe y Graciela Malgesini, responsable de Asuntos Europeos e Incidencia Política de la Red.

El objetivo, ofrecer una radiografía actualizada del impacto de la pobreza y la exclusión social en España y sus comunidades autónomas, ya fue abordado en estas mismas páginas en el pasado mes de abril, pero aunque el problema esté, quizá intencionadamente, velado por los actuales acontecimientos políticos, es una realidad que debería avergonzar a todos, de forma especial a los gobernantes y principales partidos políticos.

El informe, basado en datos oficiales, arroja cifras escalofriantes.  Un total de 12.989.405 españoles están en riesgo de pobreza, es decir, cumplen con al menos uno de los tres requisitos: tener ingresos inferiores a 684 euros (una persona) y 1.700 (una familia de 5 miembros), sufrir carencia material severa (retraso pago vivienda, no tener vacaciones, TV o teléfono) y baja intensidad en el empleo (un trabajo de menos de 2 horas).

 

Las tasas de Arope más altas (con mayor riesgo de pobreza y exclusión) están en Canarias (44,6 por ciento) Ceuta (41,9) y Andalucía (41,7), mientras que las más bajas corresponden a Navarra (13 por ciento), País Vasco (17,6), La Rioja (17,4) y Cataluña (17,9 por ciento).

 

A lo que hay que añadir que un millón de personas se encuentran en la peor situación económica y social posible, ya que sufren los tres factores de exclusión citados (el 2,1 por ciento de la población).

Las personas adultas jóvenes (16-29 años) tienen la tasa más alta, con un 37,60 por ciento, (36,4 por ciento en 2015), seguida de la infancia, con un 31,7 por ciento  (33,4 por ciento); la más baja, los mayores de 65 años, con un 14,4 por ciento (13,7 por ciento en 2015).

Las personas que viven en hogares con menores tienen tasas de hasta 30 puntos porcentuales más elevadas que las de aquellas que viven en hogares compuestos sólo por adultos. Más de la mitad de las familias monoparentales con 1 o más niños a su cargo están en riesgo de pobreza. Incluso las personas que tienen trabajo pueden situarse en el umbral de pobreza. Son el 14,1 por ciento de los trabajadores. Además, España reúne muchos de los ingredientes necesarios para que la maternidad y la paternidad (especialmente la primera) se conviertan en factor de vulnerabilidad a pesar de contar con un empleo.
Y un último dato, la mitad de las pensiones, 4,7 millones, están bajo el umbral de la pobreza ya que son inferiores a 684 euros mensuales.

Las tasas de Arope más altas (con mayor riesgo de pobreza y exclusión) están en Canarias (44,6 por ciento) Ceuta (41,9) y Andalucía (41,7), mientras que las más bajas corresponden a Navarra (13 por ciento), País Vasco (17,6), La Rioja (17,4) y Cataluña (17,9 por ciento).

Observando el más grave de los casos, el de Canarias, cerca de la mitad de su población, el 44,6 por ciento, corre el riesgo de sufrir pobreza o exclusión, una tasa que dobla la media de la Unión Europea (23 por ciento). Otro caso que habla con claridad de por dónde van las tendencias, es el de Asturias, región en la que la tasa de pobreza se redujo de forma significativa. Pero no la intensidad de la pobreza que aumentó en dos puntos porcentuales. Esto es, se reduce la cantidad de pobres pero los que hay son más pobres.
Por último, recordar que España se comprometió en la Estrategia Europa 2020 a reducir entre 1.400.000 y 1.500.000 el número de personas en riesgo de pobreza. Para lo que hay que adoptar no sólo medidas para que la situación de pobreza sea revertida, sino también políticas sociales y una estrategia firme y general con el objetivo de erradicar la pobreza.

 

[su_youtube url=”https://youtu.be/Hp5BSbk4lM0″ width=”340″ height=”200″]

 

Making of del spot realizado por Quepo para EAPN con motivo del 17 de octubre, Día  Internacional por la Erradicación de la pobreza.