Confidencial Andaluz

La independencia de ‘El País’, a examen

La independencia de ‘El País’, a examen
00:13 | 18 de enero, 2016

¿Dónde queda el compromiso periodístico cuando los medios son propiedad de los mercados?

Repasamos la lista de dueños de la principal cabecera española

Ana Ortega

Ana Ortega

Los medios de comunicación presumen de su independencia. Se definen a sí mismos, orgullosamente, como Cuarto Poder, ese ente supremo vigilante de los abusos del resto de poderes y garantes de la verdad y de la protección del derecho a la información. Su altivez no tiene límite: aseguran que sus contenidos, la famosa agenda setting, no son dictados por nadie. Ni los que se sientan en los consejos de administración, ni los accionistas ni los anunciantes. Solo la labor profesional y la ética de los trabajadores cuentan a la hora de decidir qué sale y qué no a la luz. Porque ya se sabe, hecho que no es contado por los medios, hecho que no ha sucedido.

Eso está muy bien en el mundo ideal de Disney, pero la realidad es muy distinta y los medios, antes que nada, son empresas. Y poseen lo más codiciado en las democracias actuales, la información. Una información que es comprada y vendida al mejor postor, sin miramientos a la sociedad ni a la función pública para la que que supuestamente nacieron los medios de masas.

El periódico El País no es ninguna excepción. Ni él ni los cientos de medios que se consumen a diario en España. Pero hoy es el turno de la estrella del grupo Prisa. Nacido en 1976 de la mano de la democracia, la familia Polanco vio un filón en esta nueva era que se avecinaba. Sin embargo, la trayectoria de este empresario, personaje ineludible en la historia reciente de España, venía de más atrás, con la fundación en 1958 de la editorial Santillana, hoy día una de las élites del negocio de la publicación. En 1972, Jesús de Polanco crea el grupo Timón, que aglutina a numerosas marcas del mundo de los medios hasta su entrada definitiva un año después al grupo Promotora de Informaciones S.A., más conocido como PRISA, y editor de El País.

Primero como consejero delegado, después como presidente ejecutivo, pero siempre con acciones en su poder. Tanto es así que llegó a convertirse, hasta el estallido económico, en el accionista mayoritario del grupo multimedia más potente de este país. Otras marcas de reconocido nombre están bajo la esfera de PRISA. Los diarios deportivo AS, el económico Cinco Días, el francés Le Monde o el americano Huffington Post son algunos de ellos. La Cadena Ser, Radio Caracol, M80, Radiolé, los 40 Principales o Máxima FM se suman a la larga lista de emisoras radiofónicas en su poder. En el terreno audiovisual, su mayor activo fue Canal Satélite Digital, hasta que se lo vendió a su socia Telefónica en su aventura empresarial con Canal +. Las difuntas CNN + (en joint venture con Time Warner, uno de los conglomerados mediáticos más importantes a nivel global) o Localia TV también pertenecían a su flota.

Sus tentáculos no se quedan en España, sino que este grupo ha forjado grandes alianzas en territorio latinoamericano. PRISA tiene un protagonismo sin igual en el mercano hispanohablante y con los más grandes grupos de comunicación de allí. Su estrecha relación con el conglomerado mejicano Televisa (cuyo dueño, Emilio Azcárraga, es consejero delegado del Banco Nacional de Méjico y está presente en negocios de venta de ropa, loterías y apuestas, arte y en otros gigantes mediáticos) ha desembocado en la propiedad al 50% de Televisa Radio de la edición mejicana de Rolling Stone. Los ejemplos no acaban aquí. En Colombia, es propietaria de Caracol Radio con el grupo Bavaria (grupo industrial y de inversiones); en Argentina, hasta hace poco, disfrutaba de un porcentaje de Papel Prensa S.A., productora de papel para periódicos y revistas del toda Argentina, junto con los dos grupos de comunicación por excelencia, Clarín y La Nación.

arquitectura

Marcas del grupo PRISA

Seguimos. Los 40 Principales, Santillana (ahora con todos sus sellos en poder de la gigantesca editorial Penguin Ramdon House, del conglomerado Bertelsmann, que empezó en la venta de Biblias), Bésame Radio, Radiópolis y W Radio son los bienes más cotizados por el grupo en el continente americano. En Portugal posee Media Capital, grupo multimedia de gran calado en el país vecino.

El acercamiento de los Polanco, El País y PRISA al PSOE no es secreto. De hecho, para catalogar la ideología de los periódicos españoles se recurre al maniqueísmo del blanco y negro. Quiere decir esto que, desde su nacimiento, a El País se le ha tachado de socialista, de “pesoista”, y a El Mundo, su directo competidor, de apoyar al PP. El periodista Federico Jiménez Losantos ironizaba sobre “la alianza Polanco-González para controlar al PSOE” o que al “grupo Prisoe” le dejaron prácticamente gratis la SER tras el fracaso de Radio El País. La guerra entre Losantos, dueño de Libertad Digital, y las páginas de El País es famosa. Estas últimas señalan al periodista y a su medio de haber crecido en el panorama mediático español a toda velocidad: “Junto al respaldo económico, Libertad Digital recibió el incondicional apoyo el PP en forma de licencias”, afirmaba la periodista Rosario G. Gómez.

1287871204_850215_0000000000_sumario_normal

De izquierda a derecha, Jesús Aguirre, Francisco Pérez González, Jesús de Polanco, Manuel Jiménez de Parga y Felipe González, durante la presentación de un libro sobre Julián Besteiro, en la sede de la editorial Taurus en 1975. Fuente: El País.

¿Y qué hace a El País y a su grupo editor una de las figuras más consolidadas en el mercado español e internacional? Su consejo de administración y los accionistas que invierten en ellos. En el caso del periódico, los nombres son de lo más variopintos. Ello se debe, entre otras circunstancias, a que la crisis obligó a Polanco y su familia, también accionista, a deshacerse de paquetes accionariales si querían salvar el grupo a costa de perder todo el poder cosechado. El primer aterrizaje sonado fue en 2010 con el fondo de inversión americano Liberty Acquisitions Holding Corp., encabezada por Berggruen Holdings (intereses en inmobiliarias, medios, energías renovables…), la empresa creada por Nicolas Berggruen, a la vez consejero delegado de Liberty. Berggruen tiene una parte de las acciones de PRISA. Libertad Digital habla de cambios evidentes en la línea editorial El País a consecuencia de la entrada del fondo al accionariado del medio. Lo que sí es cierto es que, a partir de entonces, el periódico no ha dejado de bombardear con informaciones relativas a la  economía como la titulada: “Un país de analfabetos financieros” o a publicar otras en las que están involucrados sus accionistas.

Otros accionistas con evidentes intereses son la banca HSBC Holding, la mexicana Grupo Herradura Occidente, Banco Santander, Telefónica, Caixabank, Morgan Stanley (entidad financiera), UBS (compañía de servicios financieros), Fidelity International (gestora de inversiones), Rucandio (bienes muebles e inmuebles, propiedad de la familia Polanco).

Los últimos fichajes no tienen desperdicio. El primero, Ghanim Alhodaifi Al-Kuwairi, es un jeque catarí dueño de Investment Holding Group y de Ghanim Bin Saas al-Saad & Sons Group Holdings. Tiene presencia en los sectores de la construcción, aviación, marítima, educación, tecnología, inmobiliaria y medios, como Salam Media Cast e International Media Groupla. De esta forma, el jeque, muy cercano al emir de Catar, tiene dos asientos en un consejo de administración de trece puestos, y un 10% de acciones. Todos los medios del grupo PRISA se hicieron rápidamente eco de la noticia, aportando las relaciones poderosas que tiene el jeque en Catar y en el mundo entero.

Accionistas principales de PrisaEl segundo es Joseph Oughourlian, consejero delegado de la inversora Amber Capital. Oughourlian ha formado parte de Société Générale, accionista de PRISA desde 2010. Amber posee un 11,8% de las acciones y la banca francesa, un 3,3%. Ambos han aumentado su participación en 2015.

Como se puede ver, la presencia en el consejo de administración y en la junta de accionariado de un grupo de comunicación hace que la información quede restringida a intereses particulares relacionados con las empresas y los grupos políticos. Sin embargo, la mayor parte de las veces, los ciudadanos desconocen las relaciones entre los poderes económico, político y mediático, que articulan el derecho a la información a su antojo y bajo parámetros de rentabilidad y maximización. Y teniendo en cuenta que los medios están gobernados por empresarios dedicados a la construcción, la banca, las energías o las telecomunicaciones y no por profesionales entendedores de la Comunicación y el Periodismo, hay que poner en cuarentena esa independencia informativa que los medios aseguran tener. Porque esta queda sometida a cadenas de favores, inyecciones de dinero no transparente, amiguísimos y otros eslabones propios del mercado capitalista en el que vivimos.

Noticias relacionadas

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿Quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Ahora en Twitter

OPINIÓN

julio diaz comision invest formacion web

Comisiones envenenadas y parlamentos irrelevantes

Pablo Gea.- Microcosmos perfecto de los vicios de la política española que contemplamos con pesar.

0 comentarios
Jean-Luc Mélenchon_web

Europa se la juega en Francia

Ramón Triviño.- Apasionantes comicios, en los que sin lugar a duda, está en juego, no sólo el futuro de Francia, sino también el del conjunto de Europa.

0 comentarios
bandera_republica_congreso_web

La República es posible

Víctor Arrogante.- Fernando Valera en julio de 1977: «hasta aquí hemos resistido sin renunciar nunca, la Segunda ha caído, ¡Viva la Tercera!»

0 comentarios
incidentes:el Postigoi:GranPoder

Maratones de pánico

Clara Guzmán.- Terrorismo callejero si no habláramos en lenguaje políticamente correcto todo el día, como si bailáramos un minué.

1 comentarios

TE RECOMENDAMOS

inauguracion_Expo92_politicos_web

Expo 92: crónicas de la verdad (IV)

Francisco Rubiales.- En Expo 92 se introdujeron los mimbres de la nueva España, no sólo los sistemas de corrupción, también el poder absoluto de los partidos.

0 comentarios
susana_purchena_web

Sospechosas afiliaciones pre primarias en el PSOE de Almería

Jorge Colipe.- En Oria, siempre según lo manifestado por dirigentes de Pedro Sánchez, “ha sido el propio director el encargado de afiliar a 20 personas”

0 comentarios
jacinto_Pellón_Manuel_Olivencia_web

Expo ’92: Crónicas de la verdad (III)

Fco. Rubiales.-¿Hubiera sido posible organizar un evento tan gigantesco como la Expo sin aquel impulso descarado y avasallador que demostró el gobierno?

0 comentarios
obras_monorail_expo92_sevilla

De cuando sólo se robaba en Andalucía

Pepe Fernández.- Hubo un tiempo pasado en el que los andaluces llegamos a sentir vergüenza y complejo respecto a otras comunidades. Parecía que sólo aquí se robaba.

0 comentarios