The news is by your side.

Un capricho de Ricardo Llorca (ADM) le cuesta a los andaluces 52.000 €

El despido disciplinario del Subdirector Nacho Lagos, reconocido como improcedente por la propia productora.

 

Año y medio después de que el máximo responsable de la productora Andalucía Digital Multimedia (ADM), Ricardo Llorca González, despidiese ‘disciplinariamente’ al Subdirector General de la empresa, Ignacio Javier Sánchez Lagos (Nacho Lagos), la productora ha reconocido no solo la improcedencia de su despido, sino que ha tenido que abonar una importante cantidad de miles de euros al profesional despedido.

Así consta en el Decreto 831/2018, fechado el pasado 16 de noviembre y firmado por la Letrada de la Administración de Justicia Diana Bru Medina al que ha tenido acceso Confidencial Andaluz.

 

Documento judicial donde se acredita que ADM ha reconocido el error de su Director General al ordenar un despido ‘disciplinario’ que ahora reconoce como improcedente.

 

Con esta decisión, que ADM ha adoptado para no tener que ir a juicio, la empresa semi pública, participada con capital mayoritario por la Junta de Andalucía a través de Sandetel y un grupo de productoras de las denominada “pata negra” – entre otras Medina Media, IndaloyMedia, además de Telefónica/Movistar – implícitamente ha reconocido la improcedencia del despido disciplinario y, además, ha pagado esta semana la indemnización dictada desde la Justicia.

Según el decreto judicial que reproducimos “la parte demandada (ADM) reconoce la improcedencia del despido y se ofrece a efectos de indemnización de despido la cantidad de 52.000 euros netos. Dicha cantidad – indica el decreto- se abonará en un solo plazo, en setenta y dos horas mediante transferencia a la cuenta del trabajador donde venía habitualmente percibiendo sus haberes”.

 

Nacho Lagos, el directivo de ADM que respetaba a los profesionales

 

Nacho Lagos es uno de los profesionales más solventes y reconocidos desde hace años en  el sector audiovisual andaluz y hasta su despido disciplinario, el 10 de mayo de 2017, era el número dos de la productora en el cargo de Subdirector General.

Fuentes de los trabajadores de ADM consultadas le dibujan  como “un defensor a ultranza de los trabajadores de la empresa, de nuestros derechos, del cumplimiento de los horarios, de la defensa de compañeras embarazadas, de tener criterios profesionales y no personales en su gestión diaria y, sobre todo, de escuchar a los profesionales y de su promoción profesional dentro de la propia empresa”. Lagos, según quienes han trabajado con él desde 2011, dedicó grandes esfuerzos a la promoción de ADM fuera de los ámbitos territoriales de Andalucía “y se ha negado sistemáticamente a ser cómplice de los comportamientos dictatoriales del Director General Ricardo Llorca, fruto posiblemente de su decadencia como directivo de la empresa”, aseguran.

El perfil profesional de Nacho Lagos y su forma de relacionarse con la sufrida plantilla de ADM, sin duda subyace tras su despido.

 

Susana Díaz, la RTVA, ADM y la reforma laboral

Confidencial Andaluz publicó este reportaje en Julio de 2017, donde ya quedaba de manifiesto casi todo lo que, ahora, están denunciando los trabajadores de ADM.

 

Lagos: “Mi forma de relacionarme con la plantilla provocó un choque continuo con los criterios de Ricardo Llorca”

 

El propio Lagos, a preguntas de Confidencial Andaluz, ha reconocido que “mi forma de relacionarme con la plantilla provocó un choque continuo con los criterios de Ricardo Llorca, que culminaron el 10 de mayo con una discusión o intercambio de opiniones en tono elevado entre ambos, donde una vez más volví a defender a los trabajadores. Esto lo utilizó para quitarme de en medio definitivamente y poder campar a sus anchas haciendo y deshaciendo junto con su amigo Rafael Camacho ( actual responsable económico de ADM, ex Portavoz de la Junta, ex Director General de la RTVA y ahora uno de los muchos aspirantes a presidir RTVE) todo ello con la connivencia política de la actual cúpula de la RTVA”.

Tras lo cual, explica Lagos, “ se me remite una carta de despido espúrea , inconcreta y con graves defectos de forma, basándose en ‘el abandono de una tarde del puesto de trabajo sin justificar’ y un ‘tono increpante y amenazante en la discusión’ sin concretar nada más”.

A la vista del resultado del despido que hoy publicamos, aquella fue una decisión caprichosa del primer ejecutivo de ADM y que, al final, pagaremos los andaluces con nuestros impuestos vía Sandetel que depende de la Consejería de Empleo de la Junta, la madre de todas las consejerías en los Eres.

 

Un despido que agravó el clima laboral en la productora

 

Para muchos empleados aquel despido del Subdirector General supuso el agravamiento de las condiciones de trabajo del personal de la productora, a los que se ha conducido a una situación de precariedad denunciada públicamente en las últimas semanas y que culminará con una huelga del personal de ADM los días 26, 27 y 28, en la recta final de la campaña electoral, en concreto el que realiza el programa ‘Andalucía Directo’, uno de los espacios de mayor audiencia y galardones de Canal Sur TV. Recuérdese que  más de una veintena de trabajadores – 24 van ya- han presentado una denuncia ante los Juzgados de lo Social por una  supuesta ‘cesión ilegal de trabajadores’ ya que la mayoría, –redactores, productores y técnicos– trabajan en los centros propios de la RTVA y son dirigidos por personal del ente público. Mano de obra barata, a precio de saldo y denuncian que  con dilatados horarios tercermundistas, gracias a la cual funcionan determinados programas de Canal Sur TV. Situación que contrasta con el millón ochocientos mil euros que percibe la productora de Juan y Medio, cada cuatro meses, solo por el programa de las tardes.

Esta dura política laboral de ADM, sin duda inspirada en la criticada reforma laboral del PP que tanto denunció Susana Díaz en su día, ha provocado, además, que los sindicatos entren finalmente en ADM siendo CCOO el más importante, mientras que la minoritaria UGT ha sido acusada de estar en línea con las políticas de Llorca y de quienes le apoyan desde la RTVA de Durán.

 

Consejo de Administración de la Sociedad Andaluza para el Desarrollo de las Telecomunicaciones S.A. (Sandetel), principal accionista de ADM. El Subdirector de la RTVA, Joaquin Durán, fue nombrado vicepresidente en 2016.

 

Que hoy se conozca públicamente el error cometido por Ricardo Llorca despidiendo a su segundo porque ‘le pegara tres voces’, le sitúan en una delicada posición como ejecutivo dentro de esta empresa audiovisual semi pública donde la RTVA tiene a miembros en su consejo de administración –Joaquín Durán es vicepresidente de Sandetel– obligados todos a velar por el buen destino de los fondos públicos; lo mismo que el responsable ejecutivo de Sandetel, Ángel Ortíz Sánchez, un economista almeriense que sistemáticamente se ha negado – de malas maneras, por cierto- a dar cuenta a los medios de comunicación de lo que sucede a nivel laboral en la productora donde la empresa que dirige, la pública Sandetel, es la accionista con mayor participación.

Ricardo Llorca es un periodista de origen vasco que toda su trayectoria profesional ha estado vinculada al PSOE. Se hizo con las riendas de ADM tras rechazar  la delegación territorial de la RTVA en Córdoba – cuentan que se plantó muy serio negándose ante Joaquín Durán– quien finalmente lo colocó en ADM un 26 de julio de 2013, aprovechando el hueco dejado por Nicolás Díaz Bustos que se marchó junto al ex Director General de la RTVA, Pablo Carrasco, a RTVE.

Ricardo Llorca tiene un sueldo superior a los 5.000 €, y como alto ejecutivo que es dispone de coche, tarjeta de empresa y de gasolina, bonus anual, comidas con cargo a la empresa, teléfono, iPad y etc. etc. etc.