The news is by your side.

Al presunto violador de la ‘manada militar’ solo le preocupa su novia

El jueves nuevas declaraciones de testigos y alguno podría salir como imputado.

Cuando el 16 de enero pasado compareció ante el Juzgado Togado Militar Nº 24 de Málaga el soldado J.A.M.G., acusado de ser el presunto agresor sexual de una soldado, el compareciente contó una historia muy diferente a la denunciada por la víctima.  Todo fue consentido y de mutuo acuerdo, según relató. Habló ante el órgano judicial militar con tanta naturalidad que llegó a confesar que solo se sentía mal por lo que le había hecho a su novia, la infidelidad cometida, no por lo padecido por la soldado N.M.S., padecimiento que no le constaba.

No hay que ser experto jurista para intuir que el proceso judicial abierto contra una supuesta “manada militar” en el Cuartel del Aire de Bobadilla (Antequera) supondrá otra desagradable experiencia para nuestra sociedad, tan sensibilizada contra la violencia de género y el terrorismo machista. Si me apuran será mucho más nauseabunda que la que vivimos cuando se juzgó a La Manada de Pamplona, al descubrirse que por las defensas interesaba más hurgar en la personalidad y la vida privada de la víctima que en los delitos que contra ella supuestamente se habían cometido.

 

‘Noelia’ es definida como una mujer que no pasa desapercibida entre la docena de mujeres que trabajan en el acuartelamiento.

 

A tenor de las escasas informaciones a las que he podido tener acceso, tras el estallido público del escándalo, deduzco que por el camino que ha iniciado la instrucción, antes que investigar los delitos denunciados por la Soldado, ha permitido además a quienes han comparecido ante el juez togado militar adentrarse, – ¿a modo justificativo? ¿prospección de la denunciante?–, en aspectos personales sobre la víctima, llegando a la conclusión de que la soldado, supuestamente drogada y agredida sexualmente en manada, se lo ha buscado por ser  mujer.

Noelia’ M.S.  (nombre supuesto), 36 años, separada, nacida y residente en Málaga, soldado de Vigilancia Aérea en el cuartel de Bobadilla desde hace ocho años, a tenor de los primeros testimonios recogidos por la instrucción, según fuentes conocedoras del proceso, es definida como una mujer que no pasa desapercibida entre la docena de mujeres que trabajan como ella en el acuartelamiento. Una compañera suya, la soldado I.G.N. también declaró como testigo ante el Juzgado Militar.

Preguntada si ha visto a algún compañero o mando dirigirse a ‘Noelia’ de forma irrespetuosa, aludiendo sobre todo a su condición de mujer, la testigo dijo que sí, que ha oído comentarios irrespetuosos, diciéndole “que está muy buena, que es muy guapa” y que “esto se lo dice todo el mundo”.

 

“Dos copas y tres cervezas”

 

La misma compañera afirma en respuesta a preguntas del tribunal que ‘Noelia’ se ha ganado fama de ‘cariñosa’ y que ella le reconoció que “cuando bebe pierde los papeles”, aunque la noche de autos vio que solo se tomó “dos copas y tres cervezas”.

 

¿Por qué piensa que tratan diferente a la soldado Noelia respecto al resto de compañeras? preguntan a la testigo que responde “porque es una chica simpática, es agradable, y por norma general son muy pocas las mujeres en el cuartel y la más llamativa es Noelia”.

 

Es cuando la Fiscal interviene para que diga si Noelia “coqueteó, hubo alguna insinuación por la Soldado en el pub, o en los momentos previos a llegar a la habitación” a lo que responde que sí, “que ella se arrimaba y bailaron en el pub”

 

A otro compañero de la soldado, que también comparece en esta primera causa a testificar por la primera violación denunciada, se le pregunta qué comentarios se hace de Noelia en la Unidad, a lo que responde que “le gusta gustar y que le gusta el tonteo”. Pero que esa noche no estaba ni cariñosa ni provocativa como otras veces.

 

También ha prestado declaración el primer investigado (antes imputado) en esta causa, el soldado J.A.M.G. (Córdoba provincia, 1990) presunto autor de la primera violación del mes de septiembre a la soldado Noelia. El acusado sostiene con absoluta naturalidad que hubo mutuo consentimiento y niega en redondo todas las acusaciones de acoso y malos tratos. Es cuando la Fiscal interviene para que diga si Noelia coqueteó, si hubo alguna insinuación por la Soldado en el pub, o en los momentos previos a llegar a la habitación a lo que responde “que sí, que ella se arrimaba y bailaron en el pub”.

 

El presunto violador: “Ha tenido más relaciones en el Cuartel”

 

Preguntado si en el Cuartel hubo rumores tras lo sucedido la noche de autos respecto a la Soldado, respondió que sí, que Noelia “ha tenido más relaciones en el Cuartel, y de hecho el Sargento R. que tuvo una relación con Noelia le comentó que tuvo problemas con ella”.

También se le pregunta si después de aquel día, “se ha sentido forzado o humillado con la Soldado Noelia” a lo que J.A.M.G respondió que por Noelia “no se sentía mal, que se sentía mal por lo que le había hecho a su novia”, (su infidelidad) y que el declarante en todo momento fue respetuoso con la Soldado Noelia.

Tras la publicación de las primeras informaciones sobre la supuesta “manada” en el Ejército del Aire en Antequera, el procedimiento que en 56 días ya ha sufrido disputas competenciales entre las jurisdicciones civil y militar, parece que se ha reactivado. Para esta próxima semana se anuncia la entrega de las actuaciones a la acusación personada, al tiempo que Defensa ha confirmado que nueve soldados del CAR-Bobadilla han sido obligados a entregar muestras orgánicas para analizar sus respectivos ADNs.

Para el penalista Javier Rincón  del Despacho Rinber Abogados , que lleva la acusación en nombre de la soldado agredida, “tenemos renovada la confianza en el proceso penal militar” tras comprobar como se está acelerando la instrucción en los últimos días. Para el próximo jueves, asegura, se celebrará una tanda de nuevas  declaraciones, “todas importantes”, y entre los citados a declarar  “como testigo” figura uno de los presuntos agresores. Para Rincón “puede que efectivamente entre como testigo, pero también puede salir como investigado”. Al letrado, que dice apostar definitivamente por la jurisdicción penal militar para dilucidar este caso – “incluso me motiva”-  espera que se acabe resolviendo la inhibición del juzgado de Antequera y que desde el juzgado Militar Nº 24 de Málaga se instruya toda la causa con todas las garantías procesales.

 

*Pepe Fernández es Periodista

@Pepe_Fdez