The news is by your side.

La inocencia de Gutiérrez Limones reactiva la guerra interna en el PSOE de Alcalá

La alcaldesa, Ana Isabel Jiménez, fue una de las que presenció la grabación al contable de ACM, documento sonoro que sirvió para abrir la causa.


  • Tras el auto de sobreseimiento del TS para Antonio Gutiérrez Limones, exigen responsabilidades políticas a quienes grabaron en 2011 una reunión para que se iniciara el caso y lo pasaron a la oposición.

 

Militantes socialistas de la Agrupación Local del PSOE de Alcalá de Guadaíra piden responsabilidades políticas tras el Auto de Sobreseimiento Pleno del Tribunal Supremo en la causa abierta al Diputado y ex Alcalde de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limones. Éste presentó su dimisión como Alcalde en mayo de 2016, tras casi cinco años de continuo acoso político por el denominado “Caso ACM”. Fue sustituido en el cargo por Ana Isabel Jiménez Contreras.

Ana Isabel Jiménez Contreras, actual alcaldesa y secretaria general del PSOE de Alcalá y José Manuel Rodríguez, ahora vicesecretario general del Comité Local y gerente de Servicios Urbanos del Ayuntamiento fueron dos de los que en 2011 grabaron de forma oculta una reunión con el contable de la sociedad municipal ACM

Precisamente a Ana Isabel Jiménez es a quien estos socialistas alcalareños piden que asuma sus responsabilidades políticas, pues fue ella, y otros tres militantes del PSOE, quienes provocaron esta causa que ahora termina, en lo que se refiere a Gutiérrez Limones, aún continua la causa en el Juzgado de Alcalá para diez personas, panorama judicial que se clarifica algo más tras el Auto tan contundente emitido por el Tribunal Supremo.

Efectivamente, Ana Isabel Jiménez Contreras, actual alcaldesa y secretaria general del PSOE de Alcalá y José Manuel Rodríguez, ahora vicesecretario general del Comité Local y gerente de Servicios Urbanos del Ayuntamiento fueron dos de los que en 2011 grabaron de forma oculta una reunión con el contable de la sociedad municipal ACM, como consta en la propia Exposición Razonada del Magistrado Juez  nº 2 de Alcalá, y, dos años después, hicieron llegar esa grabación a la oposición municipal en el Ayuntamiento, que a su vez la entregó a la Fiscalía, iniciándose esta causa,

Para estos socialistas de Alcalá, según han informado en una nota pública, es absolutamente insostenible la situación de estos dos cargos municipales y orgánicos, siendo irreparable el daño que se ha causado a las personas investigadas (con el estigma que esto supone hoy en día), a sus familias y al propio PSOE en Alcalá, que ante este linchamiento continuado perdió hasta nueve de los dieciocho concejales que dos mandatos antes tenía, perdiendo la mayoría absoluta en el consistorio alcalareño. Según  manifiestan, “estamos seguros de que la mayoría de militantes y socialistas de convicción repudian estos comportamientos y desean, al igual que nosotros, que sean apartados de la organización quienes, con estos hechos, han demostrado anteponer sus intereses personales aún a costa de dañar al PSOE”.

Consideran “hipócrita el comunicado que ha lanzado el Comité Local tras conocer el auto.”

Destacan también estos socialistas que, cuando han sido llamados a declarar los investigados, y últimamente Gutiérrez Limones, recibió el apoyo del partido a nivel provincial, regional y federal, con declaraciones en ese sentido a la prensa, pero el Comité Local que dirigen Ana Isabel Jiménez y José Manuel Rodríguez se negó a hacerlo, pese a ser requerido públicamente para ello. Por eso, consideran “hipócrita el comunicado que ha lanzado el Comité Local tras conocer el auto.”

Tras estos acontecimientos, la agrupación local se encuentra fuertemente dividida, el grupo municipal socialista sufre también estas tensiones internas y la propia ciudad se encuentra en una situación delicada.

Por último, los socialistas explican que “todo el mundo sabe que quiere decir que deben asumir responsabilidades políticas quienes han dinamitado el legado socialista en Alcalá, pues ocupan esos puestos de forma legal pero ilegítima, habiendo recurrido a métodos indignos para conseguirlo, como es grabar una reunión manipulada y pasar su resultado a la oposición para que lo lleve al juzgado, algo indigno en cualquier organización e incompatible con la ética del Partido Socialista Obrero Español. El daño político, social y humano y familiar que han provocado no puede quedar impune porque no es propio de la ética socialista”