The news is by your side.

Almería, a 17/07/17

Pepe Fdez
Pepe Fernández*

Almería suele ser para mí un termómetro interesante para conocer muchas de las circunstancias que, tiempo después, acaban produciendo llamativos titulares en medios regionales o estatales.

Mi último viaje, la pasada semana, fue el lunes 17 del 7 del 17, después de dos años sin pisar Puerta Purchena.  Siempre sostuve que la insularidad de la vida política y económica de Almería conforman una especie de laboratorio, no siempre benéfico y demasiadas veces generador de los peores males de la democracia.

Permítanme sin orden ni concierto enumerar algunos de los temas que me han llamado la atención tras mi paseo de una semana por Almería y charlar con mucha gente, siempre en público, en las terrazas acariciadas en esos días con brisa ligeramente cálida que llegaba, como las pateras, desde el mar de Alborán.

Lo primero que hay que constatar, una vez más, es como persiste en el tiempo la incomunicación entre Sevilla y Almería. Puestas como están las cosas en Renfe (Adif), tren, autobús a Granada y más tren, llegué al convencimiento de que lo mejor era viajar en la línea regular de Alsa. Ida en vehículo del siglo XXI, con wifi y todo, insufrible la vuelta en un incómodo  cacharro del XX. Un servicio en su conjunto que deja mucho que desear, con cinco horas y pico de viaje de por medio. Pero esto es lo que hay amigos, ajo y agua.

Resumiendo, Almería sigue donde siempre y como siempre, condenada a la incomunicación terrestre por los siglos de los siglos. Porque viajar en avión a o desde Almería no es caro, es carísimo. Bien es cierto que este clamoroso e indignante abandono a la que está sometida Almería en sus comunicaciones desde tiempo inmemorial, está empezando a tener una gran respuesta civil y cada día son más las voces que se alzan contra la histórica desidia, tan perjudicial para el progreso de los almerienses y especialmente de su economía, donde hace meses que se habla mucho y con preocupación de “la burbuja del plástico”.

 

Una concejala deja C´s durante 5 días

 

El patio político, me cuentan, anda revuelto como siempre en Almería. Esta vez el mete y saca de una concejala de Ciudadanos, como en el cuplé, tiene revuelta a la vecindad. A eso dedican especial importancia los medios locales en sus ediciones. Cinco días con sus cinco noches permaneció Mabel Hernández fuera de la disciplina de Ciudadanos, tras dar un portazo abandonando, con todos sus avíos administrativos firmados, la disciplina del partido y el grupo municipal, enfrentada abiertamente con el portavoz Miguel Cazorla, político ambicioso y con prisas, una combinación letal en política. C´s permite en la actualidad el gobierno municipal del PP, presidido por un joven de la confianza de Gabriel Amat, Ramón Fernández-Pacheco.

Creo que fui uno de los primeros cronistas que advirtió públicamente de los riesgos de imagen que suponía para Ciudadanos que Miguel Cazorla fuese elegido como mascarón de proa del partido naranja en Almería. Su historial político en el PP-GIAL y particularmente su actividad privada con sus antiguos socios mercantiles, le situaban judicialmente en una posición incómoda dentro de un proyecto político que hizo bandera con la promesa de regenerar y adecentar la vida política en España. Pero a Ciudadanos no le importó entonces contar con un tipo del que todos hablaban regular, tirando a mal; menos Manolo Buzón, cuñado de Juan Marín y número dos de Ciudadanos en Andalucía, su gran valedor inicial que siempre le apoyó en sus decisiones.

En estos días, he visto a Cazorla deambular bajo las arcadas de Plaza Vieja, ensimismado y ausente. No sé si es su forma de circular por la vida o que realmente se sabe ya víctima de un derribo difícil de frenar porque su cuenta atrás en C´s, según todos los indicios, ha comenzado.

Juan Marín habría convencido personalmente a la concejala Mabel Hernández para que volviese al redil naranja, garantizándole que Cazorla ya no pintaba nada al frente del grupo municipal ni del partido en Almería y que, por supuesto, no volvería a ser cabeza de cartel. Desde ahora la actividad municipal de Ciudadanos en Almería se tutelará desde Sevilla, para que no quepan dudas ni maniobras extrañas de Miguel Cazorla ni de nadie.

 

Pirula susanista en el PSOE de Almería

 

En el PSOE también andaban en esos días de preparativos para el congresillo que debía elegir a los delegados para la segunda entronización de la reina del sur como máxima jefa del socialismo andaluz que, paradojas de la vida, empieza a parecerse cada día más al autonomista y blanquiverde PSA de Rojas Marcos y Uruñuela de los 80.

Se pusieron de acuerdo en la Agrupación local de Almería – la más importante – para respetar el nuevo equilibrio de fuerzas internas surgido de las primarias, pero los susanistas le hicieron la pirula en el resto de la provincia. Oigo utilizar las palabras deslealtad y estafa, hay mucho cabreo, “este partido no tiene arreglo en Almería” dice uno de ellos. La verdadera batalla, me aseguran, llegará después del congreso regional en los cónclaves provinciales y locales. En Almería, como siempre, puede pasar de todo, incluso que repita como Secretario General Sánchez Teruel. Dicen que pretende seguir, aunque otros lo sitúan presidiendo el puerto, una de las más apetitosas canonjías que distribuye el dedo de Susana Díaz desde la Junta.

En lo que parece que empieza a existir cierto consenso socialista es en la necesidad de ir eligiendo a quien encabece el cartel electoral de las municipales en 2018. Descartado el senador Juan Carlos Pérez Navas que ya lo intentó y casi lo logra en virtud de un frustrado pacto con C´s, las miradas apuntan ahora hacia una de las delegaciones provinciales de la Junta; a un hombre joven, preparado, con buena imagen y cuya labor en Almería no pasa desapercibida en Sevilla. Una apuesta, aseguran, por un verdadero cambio generacional en la política municipal del PSOE de Almería.

 

Dos tomos “secretos” aún en el Mesón Gitano

 

Me intereso por viejos asuntos judiciales de los que casi no se vuelve a hablar, por ejemplo, el llamado Caso Mesón Gitano. Y me cuentan que eso no ha terminado, que existen dos tomos declarados secretos sobre cuyo contenido nada se ha sabido ni publicado. Solo especulaciones sobre su contenido siendo la más inquietante la que señala que en dichos tomos se apunta a la trama política municipal; “medio Almería podrían salir a la palestra” me cuenta exagerando una fuente próxima al procedimiento. De momento en el Mesón Gitano solo han resultado investigados funcionarios del Ayuntamiento de Almería como presuntos autores de llamativas golfadas en su propio beneficio.

 

Nuevo juez para la ‘Trama Amat’: el séptimo

 

Es obligado interesarse por la marcha de la instrucción de la denominada Trama Amat y que afecta al hombre fuerte del PP en Almería por su gestión como alcalde de Roquetas de Mar.

La mejor noticia es que parece que dentro de poco habrá un nuevo juez al frente de la investigación, se habla esta vez de un hombre. Será el séptimo togado que pone sus manos en el abultado sumario que investiga a Gabriel Amat, a familiares y socios en relación con decisiones municipales bajo su mando. Mientras, la acusación particular ejercida por la asociación anticorrupción Amayt, se dispone a aportar esta semana al Juzgado un listado de más de treinta personas que, a su juicio, debieran resultar investigadas en este procedimiento del que se han desgajado ya una veintena de piezas separadas. La defensa de Gabriel Amat dice –con razón– que es inconcebible que su cliente lleve años en un limbo judicial donde ni se le acusa de nada concreto, ni se le imputa y, por tanto, sin capacidad legal para defenderse. A ver cuánto puede hacer y cuánto tarda en ascender el nuevo juez que está por llegar al Juzgado Nº 1 de Roquetas de Mar.

 

Caso Poniente: más frenazos, más retraso

 

Hilando con la Trama Amat volvemos a la vieja Operación Poniente, causa judicialmente viva desde 2008, que sigue su lento camino hacia la vista oral aún no fijada. El Abogado del Estado ha calificado ya y pide docenas de años de cárcel para los cabecillas, penas desorbitadas como si Juan Enciso y Pepe Alemán hubiesen volado con Goma 2 Torre Laguna, el rascacielos de El Ejido. Siguen, mientras tanto, goteando las calificaciones pertinentes con prórroga incluida a la de Fiscalía.

Pero viene un sobresalto procesal de camino a corto plazo en este manido procedimiento judicial de la O.P.

La persona que primero denunció ante la Fiscalía Superior lo que luego se convertiría en el Caso Poniente, circunscrito a El Ejido, el abogado Francisco José Sánchez Ramón, piensa personarse en la causa para solicitar que se declaren nulas determinadas partes de la instrucción. El motivo no es otro que los posibles perjuicios causados sobre su persona por represalias padecidas y sus consecuencias a raíz de su denuncia que derivó tiempo después en detenciones, imputaciones y cárcel para los implicados, con Enciso y Alemán al frente. Nunca nadie le ofreció a este letrado, entonces en el Ayuntamiento de El Ejido, como primer denunciante, su personación en el procedimiento. Por todo ello solicitará medidas procesales que, de ser aceptadas por el Juez, ralentizarán nuevamente el punto final a la trama del Poniente almeriense.

 

Un pelotazo eléctrico a examen

 

En el extenso sumario de la Operación Poniente aparecen otras muchas cuestiones dignas de haber sido investigadas. Desde el papel jugado cerca de la trama por un Secretario de Estado de José María Aznar, familiar de uno de los principales imputados, a las derivaciones que invitaban a investigar al empresario de origen catalán Miguel Rifá, uno de los grandes acreedores de la Agencia Tributaria en Almería, investigado acusado de numerosos delitos, cercano a Gabriel Amat, socio de su familia y absolutamente imbricado en la próspera economía provincial como hotelero y promotor de suelo. La Fiscalía Anticorrupción, dirigida en Almería por el fiscal Jesús Gázquez, optó en su momento por el pragmatismo y concentrar la instrucción en la empresa semipública Elsur, el botín de donde se nutría la trama. Todo lo demás quedó descartado. Esta decisión – discutible – estuvo motivada por una razón fundamental: faltaban medios humanos y técnicos para entrar a investigar con garantía de éxito en tan delicados y complejos escenarios delictivos.

Uno de los temas que llamó la atención, particularmente por el pelotazo de millones que ocultaba en su diseño y ejecución, hacía referencia a un gran negocio con el sector eléctrico. Hablamos concretamente de subestaciones eléctricas. Técnicamente el asunto se llama “Plan Especial de Infraestructuras Eléctricas complementario del PGOU de El Ejido de 2002”. Pues bien, el colectivo anticorrupción Amayt está terminado en estos días de redactar un informe solicitando información administrativa sobre dicho asunto al Ayuntamiento y que pensaban formalizar esta semana ante la Secretaría del Ayuntamiento de El Ejido. De confirmarse las sospechas que existen sobre cómo se ha fraguado este pelotazo, fuentes de Amayt anuncian que elevarán la correspondiente denuncia ante el Ministerio Fiscal.

 

Segundo aplazamiento del juicio por el ‘caso Tres Reyes’

 

Otra causa llamativa se iba a ver esta semana en Almería, el juicio por la llamada Operación Tres Reyes para el martes 18 de julio.  Ya saben, una película de espías aficionados, pillos al borde o fuera de la ley, engatusando a gente incauta en apuros.

Tras una primera suspensión hace meses por el cambio de un abogado defensor, nuevamente se aplazaba la vista prevista para este 18 de julio, pero por otra razón, una inoportuna lumbalgia padecida por otro defensor.

La jueza ha convocado nuevamente para el 3 de noviembre a los abogados personados solo para abordar “cuestiones preliminares”, no es, por tanto, la celebración de la vista. Esta inesperada decisión de la magistrada puede ser interpretada como el deseo de arrancar de una vez con garantías el juicio o, bien, decidir sobre la validez de las grabaciones calificadas por las defensas como “prospectivas” que la Guardia Civil realizó para poder armar sus acusaciones contra los siete procesados que se sientan en el banquillo. Entre ellos el ex Jefe de la Abogacía del Estado en Almería, Demetrio Carmona del Barco y un personaje que decía ser capitán adscrito al CNI.

Hablo con Carmona y me confiesa que no considera una buena noticia la nueva suspensión del juicio. Demetrio Carmona está convencido de que, en la vista oral, cuando todo se explique con la palabra y los documentos, quedará más que clara su inocencia frente a los delitos que se le imputan. A Carmona le habría gustado que todo hubiese acabado esta semana con la celebración del juicio público, pero se resigna y seguirá esperando hasta que llegue noviembre “y ojalá se celebre entonces el juicio” concluye.

 

*Pepe Fernández es Periodista. Editor y Director de Confidencial Andaluz.

@Pepe_Fdez