Banderitas franquistas para hijos de papá

Una demostración palpable de que el radicalismo independentista sigue teniendo su equivalente peninsular: Cara al Sol en Cibeles.