The news is by your side.

¿Cree el PP andaluz en la transparencia?

Antonio Varflora
Antonio Varflora*

Ora aplicamos los estatutos, ora los reglamentos. Ahora todos en el partido popular andaluz, invocan el artículo 6, el 10,3 o el 35,4. A mi sinceramente me preocupa más bien poco. Lo que si me preocupa y me hace sonrojar, es la pregunta que me hacen a diario y me hago privadamente. ¿Mi partido, el partido popular cree en la Democracia, creemos en la Libertad, en la Transparencia? El que esté libre de pecado que tire la primera piedra.

No voy a entrar en corruptelas, porque mi partido terminará echándole la culpa a cuatro golfos, tres putas, y dos carteristas. Los dos grandes partidos de la democracia, aprenden rápido a tapar sus vergüenzas. Por eso creo que hablar de la corrupción es perder el tiempo, y ya me queda poco.

Permítanme unas observaciones a propósito, de la Transparencia, la Libertad y la democracia de mi partido en Andalucía.

1.- Se nombran comités  organizadores de congresos (COC) sin capacidad, ni solvencia. Simplemente se nombra al brevero, al dócil o al más asno de la manada. Lo importante es que yo, el  líder, me asegure mi supervivencia, hasta que me canse de medrar en el mundo de la política.

2.- Se juega con cartas, censos, y listas marcadas. Las juntas directivas, los presidentes de agrupaciones, se alteran y modifican a interés del aparato. A mi contrincante político, sólo desprecio y humillación.

3.- Votan los vivos y los muertos. Los que pagan sus cuotas, y los que no, incluso los que pasaban por allí. Las reglas del juego las marco yo y mis circunstancias, nunca los estatutos. Para eso, nunca se invocan los estatutos.

4.- Se usan los medios y personal, toda la fuerza del aparato, contra el compañero. La suerte aquí es pisotear la dignidad del prójimo, que recuerde toda la vida lo que quiso hacer sin permiso de la nomenclatura del partido. Se trata de sacarlo del partido, aunque para ello nos pasemos de frenada.

5.- La llamada a la participación y transparencia por parte de los barones es falsa. Simplemente mentira. Que le pregunten a Mariano lo que nos hizo con Moreno Bonilla, alias “llamadmejuanma”

6.- Se manipula el proceso de designación directa, las actas se destruyen o se ignoran. Se Falsean o cuanto menos se modifican. El partido y su ADN queda tocado, sus principios han sido laminados. Solo vale el culto al líder, mientras más mediocre, más culto.

7.- Los resultados se retocan, y manosean hasta límites insospechados. Si aun después de ello, no nos gustan los resultados, mando a mis secuaces para que presionen y manoseen hasta decir basta. Incluso se amenaza con gestora incluida.

8.- La tensión, la crispación están a la orden del día. Los dosieres de nuestros  compañeros de partido y corporación pública, salen de los cajones guardados bajo 7 llaves. Impera el ambiente del miedo, no se puede trabajar bajo esta presión. Sino cumples  mal camino llevas.

9.- Se vende a bombo y platillo, denuncias, ruedas de prensa, escándalos, prevaricaciones, tribunales  incluso la mediación del órgano de garantías, que es más aparato.

10.- Al final celebraremos los congresos bajo el signo de la unidad, unidos para ganar, juntos para gobernar, sumamos mas, y nos ilusionamos menos, un partido fuerte, y preparado para ganar.  Todos unidos y todos amigos. Puro teatro, todo mentira.

 

Vamos a apretar los dientes y el culo, y aceptemos pulpo como animal de compañía.  Juanma es nuestro  líder victorioso, aclamémosle, y rindámosle pleitesía. Eso nos pidió Mariano

 

 

¿Hay alguien ahí, que todavía crea  que el partido popular andaluz es transparente? ¿Alguien piensa en la necesidad de limpiar los bajos fondos? Yo, al igual que Floridablanca, creo necesaria la catarsis total del partido popular, desde arriba, hasta abajo.

A nivel nacional de  nada sirve vocear que tienes más de ochocientos mil afiliados, cuando sólo una decima parte paga las cuotas. Sinceramente cada día me encuentro más y más alejado de la estructura y principios del partido popular. Y no es porque yo me haya movido, sigo estando en el mismo sitio, en lo personal, en lo profesional e ideológico que cuando llegue hace algún tiempo ya.

De la misma o peor forma está el partido popular andaluz, su  situación es agónica, de encefalograma plano. Dos años de perfil, vagancia y blandura política nos ha llevado a que por una vez el partido popular andaluz salte por los aires. No creo que la situación que salga de los congresos provinciales  venga a solventar la grave crisis que atraviesa el partido. No creo en la paz y la tranquilidad de un partido con la división más grave, profunda  y dura que se recuerde desde su origen. Más incluso de lo que  la prensa política y público en general percibe. A estas alturas solo queda una solución y podría funcionar.

Vamos a apretar los dientes y el culo, y aceptemos pulpo como animal de compañía.  Juanma es nuestro  líder victorioso, aclamémosle, y rindámosle pleitesía. Eso nos pidió Mariano, hagámosle caso y honremos su magisterio y sabiduría. Honor y gloria a ti, Moreno. Honrado, bendecido y aclamado sólo por dos años. Ahora bien, si pasado ese tiempo, mascamos el desastre, y la tragedia yo le pediría a Mariano,  desde estas líneas, que nos deje en paz. Que no se meta en el futuro del partido popular andaluz, y si le quedan ganas de jugar con su dedo, que se lo meta donde le quepa, pero que por una vez nos deje a los populares andaluces equivocarnos.

Ah, y un breve comentario a propósito de la imagen ferial que acompaña este artículo.

Nuestro líder Juanma aparece rodeado de medio consejo de gobierno de Susana, agasajados todos ellos por Antonio Pulido presidente de la Fundación Cajasol. El mismo Pulido que el PP andaluz denunció en el Parlamento hace poco por haberse auto-colocado un sueldo (ilegalmente) de 200.000 euros.  ¿Confirma esta presencia los rumores que apuntan a que ‘alguien’ ha obligado a Bonilla a replegar velas contra el sueldazo del conocido como “el banquero de Susana”? Este tipo de comportamientos son los que han consolidado al PP de Andalucía como eterna oposición,muy cómodos en su papel con un plato de jamón, gambas y rebujito por delante.

 

*Antonio Varflora es el seudónimo empleado en estos artículos de Opinión por un veterano militante del PP andaluz.