The news is by your side.

Ciudadanos, ¿cambio o recambio?

Cruz Verde Farmacia Libre

[social title=”” subtitle=”” link=”https://twitter.com/cruzverde_” icon=”fa-twitter”][social title=”” subtitle=”” link=”https://www.facebook.com/cruzverde.farmacialibredos?fref=ts” icon=”fa-facebook”]

OPINIÓN/ CRUZ VERDE FARMACIA LIBRE.- Esa es la duda que mucha gente empieza a plantearse.  Si C´s ha venido al panorama político andaluz a cambiar las cosas, o sólo a maquillarlas y cohabitar con la podredumbre y los chanchullos.

Mucha gente votó C´s en las andaluzas, con cierta dosis de ilusión, de fe, de esperanza en que el milagro político de la regeneración era posible de la mano de una fuerza joven, limpia, sin un pasado político que lastrara ni condicionara sus inminentes actuaciones políticas. Hubo sus más y sus menos cuando había que decidir si permitir que Susana Díaz sentara sus posaderas o no en la presidencia de la Junta. Y tras un mediático y programado rifirrafe, pasó lo que tenía que pasar. Como en Madrid pasó lo que tenía que pasar, con las posaderas de Cifuentes.  La consigna era “que gobierne la lista más votada, pero nosotros no seremos parte de esos Gobiernos. Sólo condicionaremos nuestro apoyo, al hecho efectivo de que esos Gobiernos implementen ciertas políticas efectivas”. Ese fue el “trato”.

Bien. ¿A qué se han traducido esas políticas efectivas  gracias a cuya supuesta implementación, C´s mantendría  en la presidencia de la junta a Susana Díaz? Que se sepa, todo se ha reducido a pedir las dimisiones de los archi-amortizados Chávez y Griñán y a sugerir con la boca chica, una rebaja en el impuesto de sucesiones de cara a futuros ejercicios. ¿Algo más? ¿Acaso la realidad andaluza no requiere de infinitas actuaciones más allá de eso?

Pues parece que no. Parece que C’s pretende justificarse ante la ciudadanía con el solo hecho de que dimitan dos personas y de esa vaga propuesta fiscal.  Pero nada de cambios en las políticas de fondo, nada de cambios en la estructura misma de la Administración Pública, nada de nada de cambios sustanciales.  Un mero ir tirando, un mero no  armar mucho jaleo, un mero no molestar en exceso ( ni en defecto) a nadie. En suma, una evidente intención de acomodarse en el Stablishment andaluz, y seguir sirviendo los mismos intereses que han estado y están sirviendo, los denostados PP y PSOE.  ¿Acaso alguien ha visto que C´s lleve a los Tribunales ninguno de los miles de casos de corrupción que asolan Andalucía?

Un servidor sigue el twitter de Ciudadanos Andalucía ( @Cs_Andalucia ) y en él, sólo se leen propuestas difusas y frases tópicas. Pero nada sustantivo ni nada que suponga una condición para seguir apoyando al Gobierno.  Frases como “C´s propone una sanidd con más batas y menos corbatas” ¿Qué significa eso en el plano práctico y concreto?  ¿Qué es eso de que “propone”? Proponer puede proponer cualquiera. Lo que se espera de C´s, no es que “proponga”, sino que condicione.  Que obligue a la Junta a realizar las políticas de su programa electoral. Del de C´s, me refiero.

Pero ya no es sólo eso. Incluso en los modos de conducirse, C´s-Andalucía, está remedando a los criticados y denostados PP y PSOE.  Ya no se implica en las RR.SS como antes, ya las usan como mero tablón de anuncios, ya no hay interacción con los ciudadanos. El partido de los ciudadanos, ya no establece diálogos con los ciudadanos a los que dice representar.  Se limita a hacer “propuestas”, lanzar eslóganes,  publicar consignas  y por supuesto, a no entablar conversaciones de fondo con quien no se limite a aplaudir con las orejas.  Osea, lo mismo que hacen PP y PSOE.  Para ese viaje…

El programa electoral de Ciudadanos-Andalucía, recogía expresamente la adopción de un modelo farmacéutico de mínimos, similar al que existe en Navarra desde el año 2.000. Básicamente ese modelo consiste en permitir que todo Licenciado o Doctor en Farmacia que lo desee, pueda abrir su propio establecimiento, con unas limitaciones tan pequeñas, que prácticamente no merecen detenernos por ahora en ellas.  Sin embargo, C´s, ese partido que dice que apuesta por las reformas,  parece no tener la más mínima intención de molestar al lobby del medicamento. A los señores feudales de la farmacia, que controlan el negocio de generación en generación.  Parece ser, que C´s, ya ha recibido un toque de atención ( y no se sabe si algo más que un toque, pero puede intuirse ), en el sentido de que arríe el velamen de la libertad y se adapte al status quo que Franco estableció en Enero del 41, y que el PSOE de Chávez Y Griñán han mantenido otros 40 años.

Este asunto es, principalmente, el que me ha traído a estas páginas de la mano de uno de los periodistas más profesionales que conozco, y de una de las cabezas mejor amuebladas del panorama periodístico nacional. En sucesivas entregas, intentaré desgranarles aspectos muy poco conocidos de nuestro modelo farmacéutico, y les demostraré que TODO EN ÉL, es una maquinaria perfectamente diseñada para que un grupo de oligopolistas, acapare la factura pública del medicamento.  Eso, estimado lector, es corrupción. Corrupción no es sólo contravenir la Ley. Mucho más corrupción que eso, es captar la voluntad del legislador, para que la propia Ley avale al delito mismo, y lo presente, no como delito, sino como cautela establecida en aras del interés general. Eso es corrupción en lo penal, y cinismo en lo político.