The news is by your side.

El error más grave de Antonio Pulido

Mentir al Congreso y retar a Podemos, coloca la lupa parlamentaria en el presidente de Cajasol.

Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol, compareció en el Congreso junto a Enrique Goñi para, en el contexto de la comisión de investigación de la crisis financiera de las cajas en España, explicar su actuación al frente de Banca Cívica y lo que de ella colgaba, que no era poco.

En el transcurso de la comisión, el diputado por Málaga de Podemos, Alberto Montero, hizo una referencia, muy de pasada, sobre el Sr. Pulido del que dijo que se hallaba “imputado” ante la Audiencia nacional por el denominado Caso Banca Cívica, a denuncia de UPyD de diciembre de 2012 por  la presunta comisión, entre otros, de los delitos de apropiación indebida, estafa, falsificación de cuentas y maquinación para alterar el precio de las cosas.

Aquella referencia judicial de Montero pasaba inadvertida para el público en general, entre otras cosas porque existe abundante literatura periodística y judicial que avalan la veracidad sobre esa afirmación referida a la situación procesal de Pulido. Algo que le incomodó sobremanera a la vista de cómo respondió al diputado y que se recoge el siguiente video. Obsérvese el tono, la contundencia y la seriedad empleada por el excajero socialista para “exigirle” una “rectificación” al diputado de Podemos.

En su réplica correspondiente, Montero expresó que no tenía ningún inconveniente en retirar su afirmación en ese momento, aunque no ocultó su extrañeza al anunciar que esa información se contrastaría por los cauces propios de la comisión.

 

¡Que error, que inmenso error!

Antonio Pulido, siempre tan habilidoso y escurridizo, quizás no se dio cuenta en aquel momento, pero acababa de cometer un error de incalculables consecuencias para su proyecto personal y político al frente de la potente Cajasol, la que maneja unos veinte millones al año, en muchas actividades al son de la música que le marca Susana Díaz, el PSOE  y sus amigos o compromisos.

Un tuit del diputado Montero, este lunes 9 de abril, era lo suficientemente explícito como para certificar el soberano resbalón dado por Pulido, sobre todo por el tono retador y chulesco empleado, llamando a Montero con media sonrisa “el astronauta de podemos”, a lo que Montero le respondió tabién con guasa: tranquilo, a mí ya me conocen como “el que le dio la beca a Errejón”.

Pulido y su capacidad para influir no solo en el PSOE de Susana Díaz sino en el PP de Zoido, logró ese día que Carlos Floriano, el portavoz del PP, arriara velas tras una primera intervención dura y acerada sobre su gestión en la caja de Sevilla y Huelva. Todo apunta que gracias a la intervención sobre la marcha de un buen amigo de Pulido, el diputado popular Ricardo Tarno, con quien tantas aventuras han vivido en el consejo de administración de El Monte. Tarno se plantó en mitad de la comisión sin ser miembro, habló al oido con el portavoz Floriano y en la siguiente intervención solo faltó que le pidiese perdón a Pulido por lo incisivo que había sido al principio. Y al final amigable charla de ambos.

Y lo que iba a ser un plácido trámite para Pulido, arropado por la capacidad expositiva de Enrique Goñi que acaparó las intervenciones de los comparecientes, acabó finalmente con dudas y compromisos de seguir investigando para conocer la verdad sobre las cosas del Sr Pulido.

 

Pero, ¿está o no está imputado?

¿Pero están o no están en situación de investigados los figurantes en el caso Banca Civica? Al respecto, es verdad, hay división de opiniones entre las defensas de los ex altos ejecutivos implicados.

Sin embargo ayer saltó la noticia que empezaba a aclarar esta cuestión. En un primer contacto entre los letrados del Congreso con la Audiencia Nacional, esta había comunicado que Antonio Pulido Gutiérrez continuaba en situación de investigado en la instrucción del caso Banca Cívica en tanto que copresidente de la entidad, por lo que se solicitó el correspondiente certificado del que se está a la espera.

Paralelamente a las gestiones ante la AN, desde la comisión se ha solicitado a La Caixa datos sobre la indemnización percibida por Pulido tras ser despedido y a cargo de qué cuenta fue el gasto, parece que a la de Puerto Triana, la sociedad que promovió la horrorosa Torre Pelli en Sevilla.  Pulido, al ser preguntado al respecto en la Comisión, remitió al interpelante a que lo consultase en la Memoria Anual de La Caixa.

Y también desde el Congreso se está preguntando en la Junta de Andalucía por documentación oficial sobre la operación llevada a cabo por la Fundación Cajasol -la pequeña y sin patrimonio- comiéndose a la grande Monte San Fernando para, finalmente, derivar en una Fundación ordinaria y no bancaria, solo controlada por la Junta y no por el ministerio de Economía. Les recomiendo la lectura de este documento, resolución de junio de 2015 publicada cuatro meses despues, donde queda reflejado, en millones contantes y sonantes, lo que una y otra fundación tenían en sus cuentas corrientes.

Esta resolución se publicó cuatro meses después de su fecha de firma.

Por otra parte, los servicios del Congreso se muestran muy sorprendidos, según fuentes políticas, al comprobar como en la Junta, tras unas primeras solicitudes de documentación, les han remitido al Portal de Transparencia.

 

“La junta aprobó mi sueldo”

También interesa saber cómo se ha fraguado lo del sueldo astronómico de Pulido en la fundación, logrado solo al mes de dejar La Caixa tras cobrar una millonaria indemnización, especialmente tras haber manifestado ante la Comisión que su sueldo de 200.000 euros año, fue “aprobado” por la mismísima Junta de Andalucía. Algo que a algunos comisionados les huele a chamusquina, entre otras cosas porque la Junta “no aprueba”, solo da su enterado a una decisión tomada previamente en base a los estatutos de la propia entidad Cajasol. Una normativa estatutaria, por cierto, elaborada durante años siguiendo las directrices del presidente Pulido y con la obediencia ciega e incondicional del socialismo de Huelva, clave en el equilibrio interno de la fundación de la que el PP se intenta desmarcar, aunque su vicepresidente Marcos Contreras se encuentre en la misma situación procesal que Pulido ante la AN y por el mismo sumario.

Durante el día de ayer, tras la aparición de la noticia a primera hora de la mañana de que Antonio Pulido había mentido en el Congreso, el presidente convocó su particular gabinete de crisis para estudiar la situación. El incendio no estaba en Sevilla, donde fue curioso el ejercicio profesional de ojear las portadas digitales de los medios que tienen a Pulido como gran cliente publicitario. Solo después de un comunicado de Pulido, se deslizó el asunto. La cosa en realidad estaba estallando en Madrid, donde Pulido acaba de estrenar un nuevo despacho de la fundación no se sabe muy bien para qué. La cosa era seria, hasta el punto que Europa Press, agencia con la que mantiene el patrocinio de los desayunos políticos en Sevilla, había emitido un despacho con la noticia de su mentira al Congreso y la disposición de Podemos de proponer denunciarle ante la Justicia por mentir.

Pulse para ampliar

Muy a última hora de la tarde, 20,45, Pulido, en papel timbrado de la fundación que preside, daba a conocer un comunicado muy medido, calculado, con pies de plomo y donde se pone de manifiesto que el conocido como “banquero de Susana” – más bien el monedero – era consciente del grave error cometido al retar a Podemos en el Congreso sin tenerlas todas consigo, solo por lo que se ha visto el consejo errático del peor coro de asesores que haya tenido en su vida el economista cordobés..

Hay sin embargo un pasaje que llama poderosamente la atención en su comunicado. Es cuando reconoce que su abogado se personó en las actuaciones. Que se sepa, la personación solo puede darse en calidad de acusador o acusado. La historia promete próximos capítulos.