Confidencial Andaluz

El gran malestar

El gran malestar
19:49 | 09 de noviembre, 2016
ramon_trivino

Ramón Triviño*

La consternación y el temor que ha afectado a la aldea global, que es el mundo, tras la indiscutible victoria electoral en USA de Donald Trump, se antoja como un buen caldo de cultivo para que anide la reacción al fenómeno político y social que impera en buena parte de las grandes democracias, la desafección.

El maestro IñakiGalilondo lo exponía con meridiana claridad esta misma mañana en su tribuna de la Cadena SER, cuando decía que el triunfo del candidato republicano en Estados Unidos, o ahora desunidos, es tan sólo el síntoma de un gravísimo problema, que es el gran malestar que sienten muchos de los ciudadanos (marginados o en riesgo de exclusión) y que lo expresan por el medio más a su alcance. “La enfermedad es el rechazo de las élites, el malestar social, el desapego democrático”, decía Gabilondo.

Lo vimos con el resultado del referéndum sobre el Brexit en la Gran Bretaña, el que se realizó sobre la paz en Colombia y ahora con el inesperado triunfo de Trump. Y lo peor de la situación es que se está bajo la amenaza del efecto contagio, que se podría visualizar en las próximas elecciones presidenciales de Francia y en las legislativas en Alemania.

 

Es tan sólo el síntoma de un gravísimo problema, que es el gran malestar que sienten muchos de los ciudadanos (marginados o en riesgo de exclusión) y que lo expresan por el medio más a su alcance.

 

No hace falta ir más allá de los Pirineos para empezar a preocuparse ante este escenario. Lo que pasa en la piel de toro lo señalaba bien el escritor y poeta Benjamín Prado, “Ni charanga, ni pandereta: España se ha convertido en un país triste, resignado, entre pasivo e indiferente y, sobre todo, más partidario de lo malo conocido que de resolverlo”.

Por lo que la tarea urgente que tiene la sociedad, en este caso la española, es la de rearmarse sin más dilación, para hacer frente al virus de la desafección. En esta labor tienen un papel decisivo los medios de comunicación, cuyo rol ha sido puesto en cuestión en los últimos meses, sobre todo, por sus presuntas vinculaciones con los llamados poderes fácticos.

 

También es menester fomentar la participación ciudadana, por los medios que sea, sin denostar la protesta pacífica en las calles

 

Pero frente a los medios tradicionales están los que propician, de una manera u otra, la obligación de la transparencia, los medios digitales, a los que, irresponsablemente, quiere acallar, con medidas legales, el aparato del Estado, que parece servir solo a los intereses de la derecha. Hoy, más que nunca, se hace buena la consigna #SinPeriodismoNoHayDemocracia. Pero periodismo del bueno, de investigación, del que no tiene ataduras, del que vela siempre por los intereses públicos.

También es menester fomentar la participación ciudadana, por los medios que sea, sin denostar la protesta pacífica en las calles, a la que tanto miedo tiene el poder establecido y las élites, ya citadas. Mientras tanto también habría que seguir trabajando en los terrenos de la educación y la formación, medios más seguros, pero lentos, que deben lograr el objetivo de una sociedad que recupere la ilusión y el afecto por la democracia.

Por esta vía se debe lograr recuperar el poder para la política, en manos del mundo financiero, al tiempo que la convicción de que existe un nuevo horizonte que se hace difícil vislumbrar por la rapidez de los grandes cambios que, sin duda, se están produciendo y que parecen imprevisibles.

Aunque debe asentarse la idea de que antes nos enfrentamos a situaciones iguales o peores de las actuales. En este sentido, como forma de arrancar el desánimo, me viene a la cabeza la célebre frase de Salvador Allende “Sigan ustedes sabiendo que, mucho más temprano que tarde, se abrirán las grandes alamedas por donde pase el hombre libre para construir una sociedad mejor”.

 

*Ramón Triviño es Periodista

Noticias relacionadas

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿Quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Ahora en Twitter

OPINIÓN

julio diaz comision invest formacion web

Comisiones envenenadas y parlamentos irrelevantes

Pablo Gea.- Microcosmos perfecto de los vicios de la política española que contemplamos con pesar.

0 comentarios
Jean-Luc Mélenchon_web

Europa se la juega en Francia

Ramón Triviño.- Apasionantes comicios, en los que sin lugar a duda, está en juego, no sólo el futuro de Francia, sino también el del conjunto de Europa.

0 comentarios
bandera_republica_congreso_web

La República es posible

Víctor Arrogante.- Fernando Valera en julio de 1977: «hasta aquí hemos resistido sin renunciar nunca, la Segunda ha caído, ¡Viva la Tercera!»

0 comentarios
incidentes:el Postigoi:GranPoder

Maratones de pánico

Clara Guzmán.- Terrorismo callejero si no habláramos en lenguaje políticamente correcto todo el día, como si bailáramos un minué.

1 comentarios

TE RECOMENDAMOS

hotel_cruce_manzanaes_cartel_fuego_web

El ‘Cártel del Fuego’ se fundó en 2001 en Palma del Río

Pepe Fdez.- Fue el 20/09/2001 y lo enjaretaron cuatro empresarios del sector aeronáutico. El caso ha sido remitido a la A.N. La Junta también bajo sospecha.

0 comentarios
consejero_medio_ambiente_Albox_web

La afortunada empresa de la familia del concejal

Jorge Colipe.- El PP de Albox pone a disposición de la justicia la relación familiar entre la empresa Alcaina y el concejal Pérez Conchillo.

0 comentarios
antonio_hernando_rajoy_web

La corrupción y la abstención

Javier Menezo.- ¿Fue ético abstenerse y facilitar el Gobierno de Rajoy sin absolutamente nada a cambio? Algún día sabremos porque Rajoy se sintió tan seguro.

0 comentarios
esperanza_aguirre_llorando_web

Podredumbre sin límite

Pedro Pitarch.- Parecería que a los tres estados constitucionales de anormalidad -alarma, excepción y sitio- se ha añadido un cuarto estado: el judicial.

0 comentarios