The news is by your side.

Multado un ayuntamiento por contratar falsos autónomos

Estamos frente a una “falta grave”. Se impone una multa de 7.502,40 euros, y otra de 2.683,62 euros al Ayuntamiento de Albox.

Hasta el andamio que utilizan, lo alquila el Ayuntamiento

La inspección llevada a cabo por la Dirección General de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social el 21 de julio de 2017 a la obra de reparación del Colegio La Milagrosa –más conocido como el Convento de las Monjas de Albox-, ha determinado la aplicación de dos multas por importe de 7.502,40 euros y 2.683,62 euros al Ayuntamiento de Albox, por servirse de “falsos” autónomos para realizar la obra”, según obra en la sentencia a la que ha tenido acceso La Comarca.

Se trata de dos trabajadores extranjeros quienes han admitido ante la inspección, que el Ayuntamiento local les comunicó que si querían trabajar, debían hacerse autónomos. Estas personas no eran autónomos con anterioridad, ni tienen ningún otro cliente fuera del Ayuntamiento.

Según lo expresado por los propios trabajadores, es el mismo consistorio quien les facilita las herramientas, les controla los horarios y les estipula el precio de la hora de trabajo. Hasta el andamio que utilizan, lo alquila el Ayuntamiento, de modo que según el razonamiento de la Inspección de Trabajo, “no estamos frente a una empresa, sino frente a personal que contrata el Ayuntamiento, utilizando de forma indebida el contrato de obra menor (17.424 euros IVA incluido al año), con la intención de eludir la intervención del Ministerio de Hacienda”, lo que a su vez también podría suponer un fraude a la seguridad social, según se desprende de las conclusiones de la inspección.

 

En el mismo escrito queda reflejado que el contrato de obra menor “se lleva a cabo por parte del alcalde para eludir los controles del Pleno y del Ministerio de Hacienda que tiene intervenidas las cuentas del Ayuntamiento”, en un manifiesto supuesto fraude de ley.

 

Por lo tanto y considerando que estamos frente a una “falta grave”, se impone una multa de 7.502,40 euros, y otra de 2.683,62 euros motivadas en la lucha contra el empleo irregular y el fraude a la Seguridad Social, además de perder automáticamente las ayudas, bonificaciones y en general, los beneficios derivados de los programas de empleo, de manera proporcional al número de trabajadores afectados por la infracción.

El importe de las multas fue abonado por el Ayuntamiento de Albox, el día 6 de marzo de 2018, curiosamente por el Banco Santander.

Esta práctica de contratar podría ser constitutiva de un presunto delito de prevaricación y otro de malversación de dinero público, ya que según señala la inspección de trabajo, el propio ayuntamiento ofrece hacerse autónomos a estos trabajadores con el fin de eludir controles, causando un perjuicio económico para las arcas municipales.

Estas sanciones son sólo por dos trabajadores extranjeros que cumplen labores de albañilería en el Convento, a los que el Ayuntamiento les pidió que se hicieran autónomos para contratarlos, según han declarado, pero en esta misma situación podrían encontrarse hasta 6 trabajadores más.