Confidencial Andaluz

La Gran Coalición ya está en marcha

Los Hernando, bajo el paraguas. Foto El Español.

La Gran Coalición ya está en marcha
11:45 | 05 de diciembre, 2016
ramon_trivino

Ramón Triviño*

Hace un mes, cuando Mariano Rajoy se sometía a la votación de investidura como presidente del Gobierno, no hubiera soñado con que treinta días después su Gabinete podría estar sustentado por la Gran Coalición por la que había venido peleando, a lo Rajoy, desde que el 20 de diciembre del pasado año se disolvieran las Cortes tras la investidura fallida de Pedro Sánchez.

La repetición de las elecciones generales el 26-J dio paso a un nuevo escenario que ha propiciado una relación de fuerzas distintas en las que el Partido Popular (PP) necesita más que nunca del Partido Socialista (PSOE) y viceversa. Rajoy precisa de estabilidad, mantenía el domingo desde La Vanguardia el periodista Enric Juliana, ya que es su principal patrimonio ante la convulsa Europa y el PSOE necesita tiempo para reconstruirse.

De ahí que ambas formaciones hayan establecido un nuevo marco de relaciones, que es de mutua dependencia y que tiene su estrategia fijada de cara a la galería y en aras de fomentar el bipartidismo. Esta afirmación la demuestran los hechos sucedidos durante la pasada semana, cuando ambos partidos han llegado a acuerdos sobre el techo de gasto, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), además de sobre la LOMCE y la llamada ley Mordaza.

 

La repetición de las elecciones generales el 26-J dio paso a un nuevo escenario que ha propiciado una relación de fuerzas distintas en las que el Partido Popular (PP) necesita más que nunca del Partido Socialista (PSOE) y viceversa.

 

Unos pactos que bien mirados no son relevantes, que no suponen una rectificación de las políticas austericidas de la derechona y que más bien pueden considerarse meros balones de oxígeno a un PSOE descabezado. Cierto es que con el nuevo techo de gasto se obtienen cerca de 4.000 millones de euros para comunidades autónomas y ayuntamientos, una cifra a todas luces insuficiente, según los expertos, ante las necesidades de los dos niveles de la administración.

La subida del SMI también se queda corta y contradice otra propuesta, más progresista, apoyada por el mismo PSOE hace días. La medida que afectará a seis millones de trabajadores no les apartará del umbral de la pobreza. En cuanto a las reválidas y la ley Mordaza, la realidad, que es tozuda, manifiesta que siguen vigentes, aunque las medidas acordadas se puedan vender como un guiño hacia el futuro.

Pero donde está el meollo de la puesta en marcha de la Gran Coalición es en el acuerdo entre populares y socialistas para proceder a la reforma de la Constitución de 1978, un tema tabú hasta la fecha, que ahora podría sumar consensos y abrir el camino a una reforma que se antoja imprescindible. Una propuesta que tendría como escenario una subcomisión de la Comisión Constitucional del Congreso de los Diputados que se crearía a propuesta del PSOE.

Un camino complicado y plagado de riesgos que verbalizaba la vicepresidenta del Gobierno Soraya Saénz de Santamaría cuando decía en el seno de la citada Comisión Constitucional que habría que “caminar con precaución, poquito a poco” y con “generosidad” para no abrir debates “que no sepamos cerrar”.

Este proceso además se enfrenta con otros problemas no menos importantes, como son el oscurantismo en las negociaciones entre PP y PSOE y la clara falta de legitimidad de la Comisión Gestora del PSOE para llevarlas a cabo. Precisamente, el domingo día 4, la diputada socialista Margarita Robles hacía unas declaraciones acusando al PSOE de “secretismo” y de marginar al grupo parlamentario.

En el grupo parlamentario “no tienen constancia” de las reuniones que se están produciendo con el Gobierno para llegar a acuerdos como los alcanzados durante los últimos días. “Nos estamos enterando por la prensa, no sabemos quién está tomando esas decisiones”, dijo Robles, que añadió que le sorprendía ese secretismo porque al final quien tiene que votar son los diputados y me sorprende que no se cuente para nada con ellos. Existe la impresión de que tienen que dedicarse simplemente a aceptar las decisiones que se toman sin saber quién las toma”.

 

Precisamente, el domingo día 4, la diputada socialista Margarita Robles hacía unas declaraciones acusando al PSOE de “secretismo” y de marginar al grupo parlamentario.

 

Por otro lado, está la cuestión de la legitimidad de la Gestora y de los portavoces parlamentarios, o sin ir más lejos, de la presidenta andaluza, Susana Díaz, para negociar nada. Está claro el artículo 36.O de los Estatutos del PSOE que señala que “cuando las vacantes de la Comisión Ejecutiva Federal afecten a la Secretaría General, o a la mitad más uno de sus miembros, el Comité Federal deberá convocar Congreso Extraordinario para la elección de una nueva Comisión Ejecutiva Federal” lo que supone un mandato imperativo inexcusable cuya única duda es la del plazo, elemento no contemplado en la norma pero que no significa que pueda dilatarse por capricho o interés político de la gestora.

Tampoco sería desdeñable tener en cuenta el resultado del sondeo de diciembre de Metroscopia realizado para el periódico El País. El bloqueo político sentaba bien al PP. Desde las pasadas elecciones del 26-J, no solo mantenía el liderazgo sino que mejoraba su posición sondeo tras sondeo. Esa tendencia parece haberse frenado tras la formación de un nuevo Gobierno y una vez que ha comenzado a andar la nueva legislatura.

La percepción de que tendrá cierta estabilidad a pesar de un Gobierno en minoría y un Parlamento fragmentado, ha propiciado que los cuatro principales partidos estabilicen sus posiciones. El PSOE sigue tercero, detrás de Podemos, pero ambas fuerzas parecen haber alcanzado su suelo y techo respectivamente.

En definitiva, la Gran Coalición ya está en marcha.

 

*Ramón Triviño es Periodista.

Noticias relacionadas

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿Quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Ahora en Twitter

OPINIÓN

julio diaz comision invest formacion web

Comisiones envenenadas y parlamentos irrelevantes

Pablo Gea.- Microcosmos perfecto de los vicios de la política española que contemplamos con pesar.

0 comentarios
Jean-Luc Mélenchon_web

Europa se la juega en Francia

Ramón Triviño.- Apasionantes comicios, en los que sin lugar a duda, está en juego, no sólo el futuro de Francia, sino también el del conjunto de Europa.

0 comentarios
bandera_republica_congreso_web

La República es posible

Víctor Arrogante.- Fernando Valera en julio de 1977: «hasta aquí hemos resistido sin renunciar nunca, la Segunda ha caído, ¡Viva la Tercera!»

0 comentarios
incidentes:el Postigoi:GranPoder

Maratones de pánico

Clara Guzmán.- Terrorismo callejero si no habláramos en lenguaje políticamente correcto todo el día, como si bailáramos un minué.

1 comentarios

TE RECOMENDAMOS

pleno_Adra_Agosto_2017

A Adra nunca ‘le toca’ el ‘sorteo’ de la Cámara de Cuentas

J. Navarro Imberlon.- Solo les daré una pista de mi teoría: las ‘tareas’ a la Cámara de Cuentas se las encarga la Comisión de Hacienda del Parlamento.

0 comentarios
Aznalcollar_susana_villalobos_Maldonado

Aznalcóllar, entre las promesas y el negocio de amiguetes

Salvador Gata.- Electoralismo, negocios amañados para colocar a los amigos , absoluto desprecio hacia la verdad y lo que es peor, el desprecio a la tierra.

0 comentarios
maillo_teresa_rodriguez

La corrupción en tiempos de Unidos-Podemos

Pepe Fernández.- Unidos-Podemos, la izquierda en Andalucía, no se está destacando por luchar contra la corrupción. Su buzón de denuncias no está operativo.

0 comentarios
rajoy_aplaude_web

Rajoy se queda

Juanma Vidal.- En todo momento ha cumplido el guion ensayado junto a sus asesores legales, que le han marcado lo que debía decir y lo que debía de ocultar.

0 comentarios