The news is by your side.

Se necesitan lugares para aclararse la cabeza

No sabe que ha pasado. No sabe que le ha pasado. Esta distinta. Diferente. Sus células están felices. Radiantes. Como locas.

Están en el lado bueno. En el lugar en el que se sueña. En el sitio en el que sonríe. Se escribieron y acudieron al encuentro que se hizo esperar unas horas. Corría deseando volar. 

Abrió la puerta y se sonrieron. Es tan especial, es esa esperanza que andaban buscando y un buen día llegó. Ahí estaba sentado en su sillón. El mundo se movía. La luna llena había salido unos días atrás y eso les hacía provocar los encuentros, haciendo huecos en sus complicadas vidas. Abrió su boca a los destellos. Se ahogaron en un beso.

 

“Hay amantes que viven solos y tienen cuerpos que les esperan en lugares tranquilos”

 

El guerrero ha salido de su cuartel de invierno y ha reunido a su ejército de gladiadoras para conquistar la tierra y los mares. Para hacer bailar a todo el mundo. Es lo que necesitaban. Todos tenemos un talento dentro. Solo hay que encontrarlo.

El guerrero les ha dado una brújula. Ahora van a saber que es ser afortunado. Como buen guerrero le gusta perseverar. Como buena guerrera toma las riendas. Combatir el hambre y la sed de la nostalgia. Es como tener el mismo sueño. Despertar una mañana de lunes y que todo sea de color. Todos tenemos lo nuestro. 

 

Que este momento dure todo lo que me quede de vida

 

 

Por lo que todas sabemos.

Todos tenemos pérdidas.

Hay quien pierde la persona que fue...

 

 

Hicieron del salón una vieja cantina y abrieron la botella de güisqui para celebrarlo. Hablaron y hablaron sentados en el sofá con las piernas en los cojines. Hasta que llegaron los besos. Desestabilizaron sus vidas por un momento. Se hace por impulsos. Desnudarse. Olerse. Tocarse. Entregarse.

El guerrero les había llenado de energía. Les había devuelto la ilusión. Se prestaron el uno al otro como hacían otras veces. Esta había sido diferente. La pasión marcaba al Sur del Norte. La temperatura hizo que toda la sangre se concentrase en el lugar adecuado para poseerla.

 

Un suspiro le recorrió desde el estómago a la garganta.

 

Es el arte de la refriega. Son las cosas dichas. Es el ordenamiento jurídico del placer. El tesoro de la lengua española. Se quedaron sin aliento. Con el poder y la palabra.

No es fácil pasar página. A veces. Contrafuegos en ese furor legítimo ante la teoría de amar.

Pasaron de la arena de Arabia, del desierto más desierto de la historia a sumergirse en el mar Mediterráneo. Y dieron su primera al mundo.

 

Circunnavegar agarrado a su cintura

 

Hay que hacer el amor entre libros.

Y poner música.

Y dejar el balcón entre abierto.

Dejar pasar el tiempo.

Llenar de besos el sofá.

Caminar hacia la habitación.

Que se empiece a hacer de noche.

Tomarse otra copa y si sonríes, si tienes ganas de reír

el guerrero habrá conseguido su objetivo.

 

Se salpicaron de fluidos hasta el final de la escapada

 

Ese mirar que era tan suyo.

Tantos años, tanta historia dentro de sus ojos.

Tantas emociones surcando por dentro.

Hay quien no puede hacer nada con la esperanza

Ellos abrieron dos cervezas y brindaron con ella.

 

Hay noticias que te devuelven al nirvana. Se pueden encontrar nubes entre los escombros. No necesitas morir para conocer al creador. Date un sorbo de vida. 

Ellos lo hacen varias veces al mes. Cuando sus complicadas vidas se lo permiten. 

En ello piensa él mientras viaja de vuelta en el AVE. 

Ella casi roza las nubes desde la ventanilla del avión”

Viven solos pero son los dueños de la luna. El guerrero les ha dado alas. Y cuando se piensan por la noche recuerdan que hay que comprar otra botella para la despensa del Sur. Se necesitan lugares para aclararse la cabeza.