Confidencial Andaluz

Muros

Muros
01:25 | 16 de noviembre, 2016
setefilla_r_madrigal_web

Setefilla R. Madrigal*

En una sociedad en la que se aboga por la diversidad, por el enriquecimiento cultural, por la libre circulación de personas y mercancías hablar de muros nos retrotrae a la lucha maniqueísta de la Guerra Fría. La primera imagen que se nos declara en la mente al lector habitual al conectar la acepción con el significado del concepto es la de aquel masacote enorme y gris que dividía a la Alemania enfrentada ideológicamente y económicamente, y que terminó con la demolición real y la unión de ambas en el año 1989.

El segundo muro que se nos presenta quizás sea aquel que tuvo acordes y voces de coro de colegio. Pink Floyd lo sintetizó bien en aquella canción que terminó por convertirse en símbolo de toda una generación de inconformistas, que creían en un mundo mejor en el que no existieran barreras físicas o morales.

La tercera significación, nos deja un regusto algo fronterizo, nada metafórico, que divide a los países y a sus costumbres. Estamos rodeados de muros. Sitiados por agua, cordilleras o aduanas. Da lo mismo. Los guardianes del muro, constituyen otro ejemplo más, si nos venimos hasta hoy para hablar de las adaptaciones literarias en forma de formato seriado que han cosechado tanto éxito en nuestros días. Un símil que entronca con un juego de tronos o de votos o de cetros o de burocracia parlamentaria. Un poco más lejos, en Jerusalén, otro símbolo acude a la mente cargado de una historia que aunque lejana define nuestra idiosincrasia sureña. El ejemplo de la división que crean la escenificación real de la segmentación, la confrontación, el enfrentamiento. El nosotros o ellos, que nunca son como nosotros y, por ende, son peores. El discurso disgregador que ha sabido sobrevivir después de tantos años y continúa siendo perpetrado a día de hoy.

Hay muros en todas partes. También en los discursos y en los silencios. En esas cosas que nunca se dicen y se pierden en el tiempo para no nacer jamás. En no lanzarse hacia nuevos retos, aun a riesgo de que salgan mal y tengamos que empezar de nuevo. En los no perdones, en las no llamadas.

Pero lejos de las tramas geopolíticas, a un nivel micro también tenemos miles de muros. Un juego fractálico con el que se repite el mismo patrón una y otra vez en distintas escalas de significación. Hay muros en nuestra manera de mirar el mundo, en nuestra occidentalidad, en nuestras etiquetas, en nuestros miedos. En no atreverse a ser diferente a la masa para no desentonar en un escenario en el que todo está homogeneizado por la industria que estandariza sus excedentes. Hay muros en nuestra identidad misma y en esa forma tan estúpida de pensar que vivimos felices en este lado del mundo, con nuestras familias, con nuestras mascotas y nuestros domingos por la tarde. Son muros creados o autocreados. Quizás para protegernos y sabernos seguros en una zona de confort de la que nadie nos mueve. ¿Quién sabe lo que te espera más allá, detrás de las paredes altas hasta las que te alcanza la vista? La nada, dicen algunos. La incertidumbre, proclaman otros. Y seguimos así, imaginando de por vida qué pudo ser y no fue. Porque somos cobardes por naturaleza y aunque los tratados, las leyes de extranjería y demás trámites burocráticos mal redactados e injustos, se empeñen en demostrar lo contrario, lo cierto es que no somos capaces de mirar más allá de nuestras propias narices. La caverna de Platón a todas las escalas, con sus sombras y sus grilletes.

Hay muros en todas partes. También en los discursos y en los silencios. En esas cosas que nunca se dicen y se pierden en el tiempo para no nacer jamás. En no lanzarse hacia nuevos retos, aun a riesgo de que salgan mal y tengamos que empezar de nuevo. En los no perdones, en las no llamadas, en los hoy no, mejor mañana. En los metros que te llevan al trabajo cada lunes para seguir con la rutina, en las oportunidades que se pierden al ir siempre por el mismo camino hacia un sitio. Hay muros en cada negativa. En cada costumbre, en cada libro abandonado sobre una estantería que día a día coge más polvo. En las promesas que no se cumplen porque no tienen valor alguno, porque ya no pesan lo que antes.

No nos confundamos, que los muros no tienen forma, que se imponen sin esfuerzo y sin velocidad si uno quiere y se destruyen de un plumazo si también. Que los muros se financian con un voto y se detonan con la crítica. Con un escrito que despierte conciencias, con la extroversión o con el primer paso que inaugura un camino. Que los muros, ya sabréis por todo esto, sólo los fabrican los cobardes.

 

*Setefilla R. Madrigal es Periodista.

Noticias relacionadas

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿Quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Ahora en Twitter

OPINIÓN

julio diaz comision invest formacion web

Comisiones envenenadas y parlamentos irrelevantes

Pablo Gea.- Microcosmos perfecto de los vicios de la política española que contemplamos con pesar.

0 comentarios
Jean-Luc Mélenchon_web

Europa se la juega en Francia

Ramón Triviño.- Apasionantes comicios, en los que sin lugar a duda, está en juego, no sólo el futuro de Francia, sino también el del conjunto de Europa.

0 comentarios
bandera_republica_congreso_web

La República es posible

Víctor Arrogante.- Fernando Valera en julio de 1977: «hasta aquí hemos resistido sin renunciar nunca, la Segunda ha caído, ¡Viva la Tercera!»

0 comentarios
incidentes:el Postigoi:GranPoder

Maratones de pánico

Clara Guzmán.- Terrorismo callejero si no habláramos en lenguaje políticamente correcto todo el día, como si bailáramos un minué.

1 comentarios

TE RECOMENDAMOS

Rogelio Mena en marzo 2012 web

A juicio un ex Secretario de Ideas de Susana por ‘prevaricación y malversación’

Jorge Colipe.- 184 viajes a Madrid y Sevilla, comilonas, gin tonics, gastos sin control que fueron puestos en manos de Fiscalía por la oposición.

0 comentarios
pineda_-evista_ausbanc_pidolapalabra_cstv

Lo de Ausbanc en la RTVA fueron ‘actos publicitarios’ según Fiscalía

Pepe Fdez.- 119 años pide Fiscalía para el líder de Ausbanc, según el escrito de acusación donde se dice que Pineda usó la RTVA para ‘actos publicitarios’.

0 comentarios
mercedes_alaya_web

La ‘incertidumbre fea’ que tiene Alaya

Pepe Fernández.- La jueza Alaya tiene una ‘incertidumbre fea’ ante la sentencia de los Eres el año que viene. Pone el parche antes de que salga el grano.

0 comentarios
Sala_vistas_caso_ERES

El juicio

Pepe Torrente.- Es el juicio del año, casi del siglo. Una ocasión magnífica de demostrarle a Puigdemont que España sí que es un Estado de derecho. Foto de Lourdes Lucio en Twiter.

0 comentarios