The news is by your side.

Para la necesaria regeneración democrática

Que a la hora de confeccionar las listas electorales los Partidos/Coaliciones, no vaya ningún cargo orgánico del respectivo Partido.

 

Siendo éste un tema sobre el que no hay que extenderse en su urgente necesidad, y sin ánimo de contradecir muchas de las medidas que ya se están proponiendo por distintos partidos: transparencia, incompatibilidades, leyes firmes anticorrupción, limitación de mandatos, quitar aforamientos etc. etc. me permito apuntar dos medidas adicionales que creo que las complementan y mejoran y, sobre todo, tendrían un impacto muy positivo entre los electores:

 

– La Primera, y es algo que vengo defendiendo desde hace 30 años, que a la hora de confeccionar las listas electorales los Partidos/Coaliciones, no vaya NINGÚN CARGO ORGÁNICO del respectivo Partido (con excepción, obviamente, del candidato/a a la Presidencia o Alcaldía) en el primer tercio de la lista. Con ello se evitaría que quienes tienen una gran incidencia en la composición de las listas se coloquen en puestos de casi segura elección, con lo que, además de ser jueces y parte, no “arriesgan nada” si el resultado es mejor o peor, porque ya se han “casi asegurado “ su puesto retribuido antes de empezar la campaña. Sería un auténtico aliciente para que los dirigentes de los Partidos desarrollen todo el legítimo potencial político para lograr el mejor éxito, un incentivo a conseguir (además de la lógica satisfacción inmaterial del triunfo de su opción política…)… Porque, que una persona ejerza un cargo orgánico ( elegida por el procedimiento que tenga cada Partido) no le habilita para ser necesariamente un idóneo parlamentario ni para acumular cargos, como con frecuencia ocurre.

 

Que a la hora de confeccionar las listas electorales los Partidos/Coaliciones, no vaya NINGÚN CARGO ORGÁNICO del respectivo Partido (con excepción, obviamente, del candidato/a a la Presidencia o Alcaldía) en el primer tercio de la lista.

 

– La Segunda propuesta sería que, una vez proclamados los diputados, parlamentarios, concejales electos, NO COMIENCEN A PERCIBIR NI UN EURO hasta tanto, la Cámara respectiva (Congreso, Parlamento autonómico, Pleno municipal,…) no haya realizado su primera misión: Elegir a la persona que va a gobernar (Presidente, Alcalde/as,…). De esta forma, se evitarían los meses sin gobierno por no hacer su tarea la Cámara correspondiente y se daría pleno sentido a ser, a todos los niveles (estatal, autonómico o local) nuestra organización política una democracia parlamentaria.