Confidencial Andaluz

Primarias socialistas con ‘carallada’

Primarias socialistas con ‘carallada’
00:22 | 15 de mayo, 2017

 

Pedro Pitarch

Pedro Pitarch*

La semana que viene lleva marca socialista. Está emparedada, por un lado, por el debate a tres bandas, mañana lunes 15 de mayo, entre los candidatos  a secretari@ general del PSOE: Susana Díaz, Pedro Sánchez y Patxi López. Y, por el otro, por la votación, el domingo 21 de mayo, para la elección del nuevo líder socialista. Una elección que, aunque parecería ser un asunto interno, ya ha trascendido los límites partidistas para convertirse en un tema nacional. La gran virulencia, al menos de parte, que está tomando el debate interno, junto con la evidente posibilidad de que ese partido se fracture orgánicamente están abonando el crecimiento de la expectación junto al del odio y el rencor. No solo entre dirigentes sino, lo que es más dañino, también entre militantes.

Susana Díaz, la presidenta de la Junta de Andalucía, es quien, hasta la fecha, ha presentado un discurso  más coherente con lo que sería  esperable en un partido que aspira a gobernar, y que está llamado a ser uno de los principales vertebradores  políticos de la Nación. Trianera por los cuatro costados, doña Susana es una espléndida combinación de fina intuición femenina y sagaz instinto político. Su esencial apelación a la cohesión social y territorial de España hace su relato atractivo y reconocible. Porque una alternativa seria de gobierno no puede fundamentarse sobre el odio al otro, sino en la mayor consistencia moral que el otro. Su inequívoca defensa de “la indisoluble unidad de la nación española” (artículo 2 de la Constitución) es una consistente referencia de futuro. Porque la innegable diversidad española, lejos de ser una fuerza centrífuga, debería ser un factor de unión entre los pueblos y las tierras de España. La pluralidad enriquece. Es la desigualdad quien centrifuga.

 

Susana Díaz, la presidenta de la Junta de Andalucía, es quien, hasta la fecha, ha presentado un discurso  más coherente con lo que sería  esperable en un partido que aspira a gobernar

 

Pedro Sánchez, madrileño, ex secretario general del PSOE, se presenta bajo el signo del mal fario: ha cosechado los peores resultados de la historia de su partido en las dos generales de 2016. Dimitió del cargo al que ahora aspira nuevamente tras ser derrotado en un borrascoso comité federal, celebrado el 1 de octubre de 2016. Tiene, consecuentemente, experiencia en el cargo. Pero, a pesar de ello, persiste en mezclar sus tesis esenciales con las contrarias.

 

Hasta la fecha, don Pedro viene exhibiendo un discurso subido de tono, casi agresivo, y bastante disperso. Es, en mi opinión y en definitiva, un candidato posible, pero poco fiable.

 

Así serían, por ejemplo, la unidad de acción con la izquierda radical podemita, (con la que lo mismo se “ajunta” que se desengancha), y la condición nacional de Cataluña y el País Vasco (que unas veces son “naciones” y otras “naciones culturales”). Hasta la fecha, don Pedro viene exhibiendo un discurso subido de tono, casi agresivo, y bastante disperso. Es, en mi opinión y en definitiva, un candidato posible, pero poco fiable.

Y el tercero, Patxi López, vasco, nada entre dos aguas. Es el ex presidente del congreso de los diputados más efímero, desde Melquiades Álvarez González-Posada, al que le dio puerta anticipada el general Primo de Rivera con su golpe de septiembre de 1923. Don Patxi parece tratar de jugar un papel intermedio, de síntesis entre los dos anteriores. Su pretensión de encarnar el “voto útil” para superar enfrentamientos, es consistente. Pero no parece tener suficiente tirón, por sí solo, para liderar su partido. Aunque ahora lo niegue, podría decantarse, antes de las primarias, hacia un lado u otro. En tal hipótesis, parece más probable que, por talante y por talento, apoyase a Susana Díaz.

 

Y el tercero, Patxi López, vasco, nada entre dos aguas.

 

¡Ah!, y trufando el emparedado socialista, Pablo Iglesias, el líder de Podemos, ha convocado, el sábado 20 de mayo, una manifestación en la Puerta del Sol de Madrid, en apoyo de su pretendida moción de censura al presidente del gobierno, Mariano Rajoy. No parece casual que en Podemos hayan elegido para el jolgorio una fecha en pleno debate socialista de primarias. Parece inferirse una intención podemita de interferir o condicionar tal debate, añadiendo más presión a la que, de natural, el asunto ya tiene. ¿Para qué? Pues posiblemente para ganar calle (movilizar) y robar protagonismo mediático al PSOE. Y también ¿por qué no? para mezclar sus asuntos con los del PSOE, partido al que, con un poco de suerte para don Pablo, éste podría fagocitar. Porque pensar que, en el actual escenario político, pudiera prosperar una moción de censura ―necesariamente constructiva―, con Pablo Iglesias de candidato a la Moncloa, es simplemente ―en gallego castizo― una “carallada”.

 

*Pedro Pitarch es Teniente General del Ejército (r).

@ppitarchb

Noticias relacionadas

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿Quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Ahora en Twitter

OPINIÓN

julio diaz comision invest formacion web

Comisiones envenenadas y parlamentos irrelevantes

Pablo Gea.- Microcosmos perfecto de los vicios de la política española que contemplamos con pesar.

0 comentarios
Jean-Luc Mélenchon_web

Europa se la juega en Francia

Ramón Triviño.- Apasionantes comicios, en los que sin lugar a duda, está en juego, no sólo el futuro de Francia, sino también el del conjunto de Europa.

0 comentarios
bandera_republica_congreso_web

La República es posible

Víctor Arrogante.- Fernando Valera en julio de 1977: «hasta aquí hemos resistido sin renunciar nunca, la Segunda ha caído, ¡Viva la Tercera!»

0 comentarios
incidentes:el Postigoi:GranPoder

Maratones de pánico

Clara Guzmán.- Terrorismo callejero si no habláramos en lenguaje políticamente correcto todo el día, como si bailáramos un minué.

1 comentarios

TE RECOMENDAMOS

inauguracion_Expo92_politicos_web

Expo 92: crónicas de la verdad (IV)

Francisco Rubiales.- En Expo 92 se introdujeron los mimbres de la nueva España, no sólo los sistemas de corrupción, también el poder absoluto de los partidos.

0 comentarios
susana_purchena_web

Sospechosas afiliaciones pre primarias en el PSOE de Almería

Jorge Colipe.- En Oria, siempre según lo manifestado por dirigentes de Pedro Sánchez, “ha sido el propio director el encargado de afiliar a 20 personas”

0 comentarios
jacinto_Pellón_Manuel_Olivencia_web

Expo ’92: Crónicas de la verdad (III)

Fco. Rubiales.-¿Hubiera sido posible organizar un evento tan gigantesco como la Expo sin aquel impulso descarado y avasallador que demostró el gobierno?

0 comentarios
obras_monorail_expo92_sevilla

De cuando sólo se robaba en Andalucía

Pepe Fernández.- Hubo un tiempo pasado en el que los andaluces llegamos a sentir vergüenza y complejo respecto a otras comunidades. Parecía que sólo aquí se robaba.

0 comentarios