Confidencial Andaluz

¿QUIÉNES SOMOS?

¿Por qué nosotros?

Somos un grupo de ciudadanos y ciudadanas, la mayoría periodistas, que hemos coincidido en abrir este punto de encuentro en la Red con la información y la opinión como eje fundamental de un proyecto periodístico nuevo.

Consideramos que un producto informativo como el que pretendemos ofrecer es demandado hoy por la sociedad, especialmente la andaluza, donde el poder establecido – político, económico, religioso etc- influye de forma decisiva en demasiadas líneas editoriales de nuestra comunidad, casi siempre a través de millonarias inversiones publicitarias públicas, muchas veces de dudoso interés , efectividad y necesidad para los contribuyentes.

Recuperamos una cabecera – Confidencial Andaluz– que ya vio la luz hace 31 años en papel y, como en aquella romántica experiencia de hace tres décadas, nos planteamos nuestro ejercicio profesional desde la honestidad y la honradez, en tanto que periodistas administradores del Derecho  constitucional de los ciudadanos a la Información.

Nacemos sin financiación y, por tanto, libres como el viento que barre Andalucía desde Villaricos (Almería) hasta Ayamonte (Huelva), pasando por Santa Elena (Jaén). Así pretendemos volar desde estas páginas, libres como el viento. Nuestros límites están, como para todos los ciudadanos en un Estado de Derecho, en la Ley. Y punto. 

Creemos que, antes de buscar la lógica y necesaria financiación económica que garantice a corto y medio plazo la supervivencia de confidencialandaluz.com, debemos situar en las pantallas de nuestros lectores el contenido de un modesto periódico que, lógicamente, va a estar sometido a mejoras y próximas ampliaciones. De momento, accede Ud a una fase beta, sometida incluso a errores técnicos por los que pedimos disculpas de antemano, pero que se irán corrigiendo.

Nacemos sin financiación y, por tanto, libres como el viento que barre Andalucía desde Villaricos hasta Ayamonte, pasando por Santa Elena.

El núcleo de redacción está integrado por un puñado de jóvenes periodistas que, tras finalizar sus carreras y ante la crisis del sector, han optado por mejorar sus formación con estudios postgrado, integrando, muy a su pesar, ese millón largo de parados en los dominios políticos de Doña Susana Díaz. Ellos han considerado oportuno sumarse a un proyecto que nace, primero con ánimo de equipo que pretende remar en la misma dirección y segundo con voluntad de permanencia y consolidación en una empresa periodística más que garantice unos puestos de trabajo.  Todo ello ofreciendo, modestia aparte, otra visión distinta de las cosas que pasan en Andalucía, ejerciendo el mejor periodismo posible y en libertad. También, a la joven Redacción de C.A. les ha seducido aprender y ejercer el oficio desde una libertad responsable que no quedará en una mera declaración de intenciones. No nos obliga ningún consejo de administración, ningún dirigente político, ningún lobby de presión empresarial. En todo caso nos obligan Uds, los ciudadanos que accedan a estas páginas.

No nacemos contra nada ni contra nadie. Simplemente pretendemos cumplir con nuestro deber de informar.

El gran activo de este medio es la opinión, un plantel de más de treinta andaluces y andaluzas, entre los que se encuentran primeros espadas del periodismo que analizarán la actualidad con rigor y desde distintas perspectivas. Y junto a todos ellos, más de una docena de cualificadas personalidades de los distintos ámbitos sociales, que abarcarán con sus opiniones el más amplio de los abanicos ideológicos del panorama mediático andaluz. Y junto a ellos, también tendrán voz ciudadanos anónimos, lectores en definitiva, que tengan cosas de interés sobre las que contar u opinar.

No nacemos contra nada ni contra nadie. En todo caso contra la indecencia, la corrupción y a favor de la limpieza en las administraciones públicas. Simplemente pretendemos cumplir con nuestro deber de informar y, tengan por seguro los lectores, que no ahorraremos esfuerzos a la hora de combatir a quienes pretendan evitar la transparencia en la res pública andaluza y a quienes protejan a gestores de dudosa honorabilidad.

No nacemos para ser competencia de nadie, salimos a la Red con las limitaciones propias de no acudir a pedir dinero, precisamente a quien siempre está dispuesto a meter las narices en los medios. Llegado el momento y en función de la respuesta a nuestro trabajo por parte de la ciudadanía, serán los propios lectores los que puedan ayudar a la supervivencia  de este medio.

Pepe Fernández.
Fundador y Editor
editor@confidencialandaluz.com

LOGOTIPO_400.400