Confidencial Andaluz

Tras el 20D: España: aprendiendo a ser demócratas

Albert Rivera y Pablo Iglesias. / M. OLMEDO

Tras el 20D: España: aprendiendo a ser demócratas
23:53 | 20 de diciembre, 2015

Francisco Rubiales / Opinión.- La España que surge de las elecciones del 20 de diciembre de 2015 tendrá que aprender aceleradamente a ser más ciudadana y democrática, asignaturas desconocidas y pendientes para un sistema político dominado por partidos con demasiado poder, sin ciudadanos que influyan, sin controles suficientes y poco habituados a dialogar y ceder ante el adversario para sellar pactos y alianzas que permitan construir mayorías y gobernar.  La España política que nace del 20 D tiene tantos rasgos novedosos que puede considerarse nueva y distinta a la que gestionó la política con un bipartidismo mas o menos perfecto desde la muerte de Franco hasta nuestros días. A la vieja derecha, representada por el PP, y a la vieja izquierda, encarnada en el PSOE, se le agregan dos partidos no fácilmente clasificables, agrupaciones reivindicativas, mas cercanas a la ciudadanía y portadoras de una mezcla que combina el populismo con ideas renovadoras, estilos diferentes y algunos rasgos mesiánicos y autoritarios.

Todo lo viejo ha salido herido, aunque no muerto, de las elecciones. La caída afecta no sólo a los grandes partidos PP y PSOE, sino también al nacionalismo, en sus versiones vasca, catalana, gallega y canaria.

Todo lo viejo ha salido herido, aunque no muerto, de las elecciones. La caída afecta no sólo a los grandes partidos PP y PSOE, sino también al nacionalismo, en sus versiones vasca, catalana, gallega y canaria. Y cabe esperar que con la caida de los antiguo caigan también aberraciones como un Estado tan grueso y plagado de políticos inútiles enchufados que resultaba imposible de financiar.

La España que perece, nos guste o no, era impresentable: con mas políticos cobrande del Estado que los que tienen Francia, Alemania e Inglaterra juntos y ocupando los puestos altos en el ranking de casi todo lo detestable: desempleo, avance de la pobreza, blanqueo de dinero, corrupción, fracaso escolar, baja calidad de la enseñanza, trata de blancas, prostitución, tráfico y consumo de drogas, divorcio entre políticos y ciudadanos, desprestigio de la clase política, economía sumergida, impuestos abusivos, emigración de jóvenes sin horizontes…

La nueva España política tendrá que aprender ahora lo que es la democracia y poner en práctica hábitos y valores desconocidos o poco utilizados, como el diálogo entre fuerzas distintas, el control mutuo y la elaboración de pactos de gobierno que implican tener que ceder y renunciar a cuotas de poder.

En manos del PP y del PSOE, que se alternaban en el poder construyendo mayorías contundentes, a veces absolutas, España siempre fue una democracia degradada, con la corrupción y el abuso de poder dominando la escena, con los ciudadanos marginados y con partidos en el poder demasiado fuertes e incontrolados, que gobernaban al margen de los intereses ciudadanos y del bien común, como si tuvieron en el bolsillo un cheque en blanco, sin rendir cuentas a nadie, cargados de arrogancia y ajenos a las leyes básicas de la democracia, sin separación de poderes, sin una ley que fuera igual para todos y sin representar a los ciudadanos.

En la España dominada por el PSOE y el PP, dos partidos que si bien se enfrentaban y vigilaban mutuamente, muchas veces votaban al unísono cuando estaban en discusión asuntos que beneficiaban a ambos, como el control de la ciudadanía y de la Justicia o la defensa de los privilegios de la clase política y de los partidos.

Las cosas tienen que cambiar ahora, necesariamente. La democracia es un sistema que permite la convivencia en la discrepancia, pero también es un mecanismo que controla el poder excesivo de los partidos políticos y gobiernos, una faceta esta última que en España nunca ha funcionado. Los partidos y gobiernos son controlados, en teoría, por los ciudadanos, por la sociedad civil organizada, por los demás partidos políticos, por los medios de prensa, que tienen que ser independientes y libres, y por unos poderes básicos del Estado que, al funcionar con independencia y libertad, se controlan mutuamente y evitan excesos y abusos. En la España dominada por el PSOE y el PP, dos partidos que si bien se enfrentaban y vigilaban mutuamente, muchas veces votaban al unísono cuando estaban en discusión asuntos que beneficiaban a ambos, como el control de la ciudadanía y de la Justicia o la defensa de los privilegios de la clase política y de los partidos. En la España nueva que emerge tras el 20 D esos contubernios entre los grandes partidos van a ser muy difíciles, al igual que la marginación de unos ciudadanos que han demostrado en las urnas que pueden cansarse de estar sometidos a una democracia falsa y que saben rebelarse e imponer cambios en el mapa político.

El mayor riesgo de esta nueva España es que la fragmentación del poder en el Congreso y el egoísmo intransigente hagan imposible la gobernabilidad y tengan que repetirse las elecciones en busca del bipartidismo perdido.

Pero ese capítulo es demasiado arriesgado y peligroso porque el pueblo podría reaccionar también fortaleciendo todavía más a los nuevos, a costa de los viejos.

Noticias relacionadas

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿Quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Ahora en Twitter

OPINIÓN

Patxi_Susana_Pedro_Sanchez_web

Patxi, Pedro y Susana, tres ruedas para un carro roto

Francisco Rubiales.- El feo parece el menos malo, el malo es el mas listo y el más falso, mientras que la buena es la más mediocre. Mal asunto para los socialistas.

1 comentarios
Trio poker (Pedro-Susana-Patxi)

Algo no huele bien en las Primarias del PSOE

Ramón Triviño.- Un manto de incertidumbres y desconcierto se ha adueñado del conjunto de la organización socialista motivado por las normas de la Gestora.

1 comentarios
Congreso_pp_almeria_bonilla_arenas_web

PP-A, el cambio ya está aquí

Antonio Varflora.- El cambio ya está aquí, porque hemos celebrado un congreso sin saber dónde vamos, con la misma foto y personas que hace dos años.

0 comentarios
huelga_np_es_delito_web

El derecho de huelga en peligro

Víctor Arrogante.- Todo parece que se legaliza a los esquiroles, al abrir la puerta a que los efectos de una huelga puedan ser neutralizados.

0 comentarios

TE RECOMENDAMOS

Amat_ojos_vendados_web

La historia de don Gabriel, la Justicia y AMAyT

Fco. José Sánchez Ramón.- Un café a ciegas, vendado como la diosa griega de la Justicia por la que se siente perseguido por “tierra mar y aire” por la AMAyT que presido.

0 comentarios
pedro_pacheco_policias_web

La Justicia sigue implacable contra Pedro Pacheco

La Jueza deniega un permiso de tres días a Pacheco por la “necesidad de una mayor intimidación y carácter preventivo especial rehabilitador de la pena”.

0 comentarios
pacogongora_juanEnciso_web

Góngora al banquillo o la venganza de Juan Enciso

Pepe Fernández.- Recta final para que se siente en el banquillo Paco Gongora, alcalde del PP de El Ejido. Venganza de Juan Enciso 8 años después de la Operación Poniente.

0 comentarios
urdangarin_caso_noos_web

A vueltas con la Justicia

Pedro Pitarch.- Se extienden alegremente los “juicios paralelos” en la calle y los medios. Se abre así la puerta al descrédito de la justicia.

0 comentarios