The news is by your side.

Un chat de WhatsApp amenaza la estabilidad del alcalde de Albox

El PSOE dispuesto a revelar conversaciones de la breve temporada que gobernó con Torrecillas.

El alcalde independiente de Albox, Francisco Torrecillas, elegido en virtud de una decisión del PSOE de Almería para que no gobernase el PP, al cabo de los meses se ha convertido en la bestia negra de los concejales socialistas. El alcalde está literalmente solo ante el peligro del PSOE y PP. En el último pleno, muy agitado, Torrecillas acabó llamando a la Policia Local para que expulsase del mismo al portavoz del PSOE, Tito Carrillo.

El Sr Carrillo al abandonar el pleno, expulsado a las bravas, se dirige al portavoz del PP al que le anuncia que tienen que ver unos papeles. La tensión del momento no hizo posible la visualización de tan misteriosos documentos.

Según fuentes conocedoras del asunto, en poder del PSOE se guardan impresas las conversaciones que vía chat de un grupo de WhatsApp, mantenían mientras eran amigos Francisco Torrecillas, el alcalde, con el resto de concejales del equipo de gobierno. En una de esas conversaciones y a propósito de un suceso acaecido en la localidad, se le atribuyen a Torrecillas frases y expresiones que “podrían incendiar a toda una etnia”. Algo que, según los adversarios del edil, confirmaría su “talante racista y xenófobo”.

El interés político que tiene lo que desde hace años sucede en la localidad almeriense radica en que se ha reproducido un modelo de gestión política sectario, partidista y corrupto, permitido e incluso premiado por las direcciones provincial y regional del PSOE de Andalucía. Tras esos equilibrios territoriales, esta política socialista, ha permitido la aparición de nuevos caciques, personajes que han jugado al caciquismo con muchísimos millones de dinero publico.