The news is by your side.

La UNIOVI dice no tener “ninguna reclamación reciente” sobre el plagio de la tesis del Dr. Cantó

Amplio eco en Asturias de la denuncia del Dr. Cantó Romera a través de Confidencial Andaluz.

El Rectorado de la Universidad de Oviedo ha negado haber recibido “ninguna reclamación o consulta reciente” relativa a la denuncia del doctor en Geología por la Universidad de Granada José María Cantó Romera, que afirmó en un artículo publicado en Confidencial Andaluz que un exalto cargo de Hulleras del Norte S.A., Claudio Jesús Álvarez Rodríguez, plagió su tesis doctoral en la Universidad asturiana. El artículo también fue reproducido por nuestros amigos de La mar de Onuba.

En un comunicado remitido a los medios la institución académica ha reconocido que “en este momento, la Universidad no está en disposición de saber si esos escritos se recibieron o no”, al tratarse de una reclamación realizada en 2012. El actual Rector, Santiago García Granda, lo es desde mayo de 2016.

La respuesta dada por la Universidad de Oviedo, no obstante, demuestra el desconocimiento formal de la institución de las gestiones que
ininterrumpidamente desde 2012, ha venido realizando del Dr. Cantó Romera en defensa de sus intereses académicos y profesionales.

Efectivamente, hace casi dos años , el 28 de abril de 2015,  la responsable de la dirección de postgrado de la UNIOVI, le daba cuenta vía mail a Cantó de la conclusión del trámite en los siguientes términos:

 

La Sra. Bermejo efectivamente le adjunta un dictamen-ejemplo de febrero de 2014, elaborado por Juan Eduardo González González, de los servicios jurídicos de la UNIOVI cuya conclusión final dice así:

A nuestro juicio, sólo los autores de la obra plagiada pueden ejercer acciones, de todo tipo, en defensa de la propiedad intelectual. Dentro de las posibilidades de actuación, existiría la de recurrir ante la Universidad de León el otorgamiento del título de Doctor al autor de la infracción. También existiría la posibilidad, si se entiende que ha habido ánimo de lucro, de iniciar acciones penales. En nuestra opinión, no obstante, el cauce más conveniente sería la presentación de una demanda civil y la solicitud de una indemnización. Por otro lado, la obtención de una sentencia firme en la jurisdicción civil, que considere probado el plagio, podría servir para un posterior intento de revisión de oficio del otorgamiento del título de doctor, en su caso.”

La responsable del departamento de Postgrado, en su comunicación de abril de 2015, lamenta “no poder serle de mayor ayuda” desentendiéndose claramente de la denuncia planteada por Cantó Romera con lo que la Universidad parece que dio por cerrado el tema. No obstante, Cantó siguió enviando correos con sus denuncias a lo largo de los años, por ejemplo a todos los miembros del departamento donde Álvarez Rodríguez leyó su tesis supuestamente plagiada.

Así, cerca de unas cuarenta direcciones electrónicas de la Universidad de Oviedo, recibieron un correo con este texto:

“Muy señores míos,

En relación con el asunto de referencia, y por su calidad de directivos, catedráticos, y profesores del Departamento de Explotación y Prospección de Minas, en el que fue defendida su Tesis Doctoral por D. Claudio Jesús Álvarez Rodríguez, les adjunto una carta-denuncia suscrita y firmada por mi, en la que expongo el plagio descarado que esta persona realizó en su momento y del que acabo -tardíamente- de enterarme, al remitirme alguien una copia de esa Tesis.

El plagio es tan evidente, y la ocultación y omisión de mi nombre también, que no he dudado lo más mínimo en iniciar esta acción que les expongo a Vds. en su calidad de Doctores y responsables del Departamento donde se ha producido el hecho de la aprobación de la Tesis de CJAR y su consiguiente nombramiento como Doctor.

El objeto de mi acción es indubitado: conseguir que se le retire el título de Doctor al señor Claudio J. Álvarez Rodríguez por incumplir todas las elementales normas académicas necesarias para la obtención del mismo y haberlo conseguido fraudulentamente (les recuerdo -como ejemplo de la gravedad y alcance de este asunto- la reciente dimisión del Presidente de Hungría por haber plagiado su título de doctor y ser desposeido del mismo).

Quedo a la espera de sus noticias y estoy a su disposición para cuanto necesiten en este proceso”

José M. Cantó Romera.

 

Según el despacho distribuido hoy por Europa Press desde Oviedo “la Universidad ha aconsejado al afectado que se dirija al actual equipo de gobierno de la Universidad “por los cauces formales” para efectuar esa reclamación. En el momento en que reciban dicha reclamación formal, el Rectorado “le dará curso, como siempre”, y tratará de recuperar toda la información relativa al caso. En caso de que fuese “necesario y procedente”, los Servicios Jurídicos de la Universidad actuarían “tomando las medidas oportunas”. Esto derivaría en la apertura de una investigación, dar audiencia a las partes y llevar a cabo todo un proceso que se hace a instancia de las partes interesadas y, en particular, de la parte perjudicada”.

El Dr. Cantó, en conversación con esta redacción, ha manifestado que no ha recibido llamada alguna desde la Universidad de Oviedo,  desmintiendo que haya podido recibidos esos “consejos” a los que alude la nota oficial.

Cantó afirma que “en todo lo que he escrito dirigiéndome a la UNIOVI y sus profesores, insisto en que siempre he pretendido (y es evidente) solucionar este asunti en el contexto exclusivamente académico. El hacerlo público ahora obedece a la completa inacción y falta de respuesta desde ese contexto academico, así es que no deben rasgarse las vestiduras ahora”.

Tras la publicación de este artículo, al poco tiempo se producían nuevas declaraciones recogidas por la redacción de La mar de Onuba en fuentes de la Universidad de Oviedo que han manifestado lo siguiente:

“En este momento, la Universidad no está en disposición de saber si esos escritos se recibieron o no, ya que estamos hablamos de una reclamación que la persona afectada dice que realizó en el año 2012. Tampoco hemos recibido ninguna reclamación o consulta reciente sobre este asunto por personas interesadas. Cuando recibamos alguna petición o reclamación formal le daremos curso, como lo hacemos siempre, y en ese caso tendremos que recuperar toda la documentación relativa al asunto. Habría que localizar dicho expediente y, por nuestra parte, no hay ningún problema en hacerlo ya que toda reclamación ha de ser atendida y estudiada. En cualquier caso, recomendaríamos a la persona afectada que se dirija al actual equipo de gobierno por los cauces formales para efectuar esa reclamación que, por supuesto, será estudiada. Si fuese necesario y procedente, nuestros Servicios Jurídicos actuarían tomando las medidas oportunas, lo que conllevaría abrir una investigación, dar audiencia a las partes y llevar a cabo todo un proceso que se hace a instancia de las partes interesadas y, en particular, de la parte perjudicada.”