The news is by your side.

La candidata sanchista en Almería gana por goleada las primarias

Adriana Valverde se alza con la victoria en las primarias con 170 votos más que el senador Pérez Navas, candidato oficialista apoyado desde Sevilla.

La concejal socialista Adriana Valverde se ha alzado con la victoria en las primarias celebradas este domingo en Almería. Valverde era la candidata apoyada por la Agrupación Local de Fernando Martínez, organismo abiertamente enfrentado a las directrices y métodos empleados por la agrupación provincial dirigida por un hombre de Susana Díaz, José Luis Sánchez Teruel.

Votó el 74% del censo, 910 militantes con derecho a voto. Unos 170 votos de diferencia han posibilitado un resultado que había levantado gran expectación política. Así Valverde obtuvo 536 votos y Juan Carlos Pérez Navas 366.

Esta derrota clamorosa de la candidatura oficialista del susanismo tiene su interpretación en clave local. La militancia, con su decisión, ha castigado a los impulsores de la operación “afiliación masiva” con la que los perdedores de las primarias intentaron reconducir la situación con su filtración a la prensa a una gestora controlada desde Sevilla. Por vez primera en el PSOE, la intervención estatutaria de la ejecutiva federal en un conflicto andaluz, ha hecho todo lo contrario de lo que pedía la dirección regional del PSOE-A.  No conviene olvidar el pequeño gran detalle de que la cabeza a cortar era la de Fernando Martínez, miembro de la ejecutiva federal y hombre de Sánchez.

 

La expectación por el resultado de las primarias de Almería se acrecentó tras los primeros pasos del nuevo presidente del Gobierno, algo que se ha revelado como un factor favorable a quienes desde hace años mantienen en Almería el espíritu del sanchismo.

 

La gran pregunta que hoy se hacen muchos militantes de la agrupación municipal de Almería del PSOE es si, después de lo sucedido, Juan Carlos Pérez Navas dimitirá de su puesto de concejal y portavoz municipal tal y como le vienen pidiendo desde hace meses desde la dirección local. Pérez Navas compatibiliza, además, el cargo de senador socialista, algo que sus compañeros siempre han considerado fuera de norma en el partido. Pérez Navas ha aguantado hasta el final porque se lo pidió Susana a través de su amigo el también senador Juan Cornejo. Que no se haya retirado en los últimos días, denota que no han leído el BOE ni el candidato derrotado ni quienes le han empujado al barranco de tan simbólica derrota.

El improvisado discurso de Adriana Valverde sorprendida  tras obtener 170 votos más que el adversario.