The news is by your side.

Protesta ante la Junta para que reactive la recuperación de las vías pecuarias

30 asociaciones convocan una concentración el día 15 en Sevilla

  • Convocan una protesta este jueves 15 de marzo para reactivar el Plan de Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de Andalucía aprobado en 2001 que pretendía recuperar 25.200 kilómetros de caminos públicos ocupados.
  • Desde 2014 el Gobierno de Susana Díaz ha dejado en suspenso las políticas de recuperación de estos caminos públicos, o ha activado políticas serviles y diligentes que han venido a consolidar la ocupación de vías pecuarias por parte de propietarios privados de fincas aledañas.

 

Más de 30 asociaciones y colectivos sociales de Andalucía se concentrarán ante la Dirección de Vías Pecuarias de la Junta este jueves, 15 de marzo, para exigir al Gobierno Andaluz que reactive el compromiso adquirido en 2001 del Plan de Recuperación y Ordenación de la Red de Vías Pecuarias de la Comunidad.
Ecologistas en Acción convoca al conjunto de la ciudadanía a defender las veredas, vías pecuarias y caminos públicos con una concentración que arrancará a las 12:00 horas de la mañana a las puertas de la Dirección de Vías Pecuarias de la Junta de Andalucía en Sevilla, en la Avenida Manuel Siurot nº 50,  para denunciar el abandono de las políticas de deslinde, recuperación y amojonamiento de vías pecuarias.
El citado plan autonómico se aprobó en marzo de 2001 con vigencia hasta 2020. El ambicioso objetivo que se fijó era recuperar para la ciudadanía hasta 25.200 kilómetros de estas vías que permanecen actualmente usurpadas por propietarios de fincas aledañas en Andalucía. Hasta 2018 no se ha cumplido ni el 10% en firme, y no se han recuperado ni el 1% de las vías pecuarias usurpadas por propietarios privados.
Con la llegada de Susana Díaz al Gobierno Andaluz, desde 2014, los Deslindes han sido prácticamente nulos, argumentan los Ecologistas.
A partir de 2011 se produce una disminución drástica en las inversiones en Deslindes de Vías Pecuarias. Con la llegada de Susana Díaz al Gobierno Andaluz, desde 2014, los Deslindes han sido prácticamente nulos, argumentan los Ecologistas. De hecho en los presupuestos de 2018, se contempla una partida irrisoria para deslindes y amojonamiento de Vías Pecuarias.
A la falta de iniciativa de la Junta para recuperar las vías pecuarias se une en algunas ocasiones las políticas serviles que se han generalizado en los últimos años por parte del Gobierno Andaluz con cambios de trazado paradigmáticos como el de la vereda Salto de la Trocha que siguen los peregrinos del Camino de Santiago en la provincia de Sevilla, que con una tramitación opaca han favorecido servil y diligentemente a los intereses de dos familias afamadas en la comunidad que tradicionalmente venían ocupando ilegalmente estos caminos públicos, en detrimento de la función pública que tienen estos caminos públicos.
Especialmente doloroso resulta que el Gobierno de Susana Díaz ha invertido millones de euros procedentes de Fondos Europeos supuestamente en avanzar en expedientes de deslindes de Vías Pecuarias, pero han sido archivados luego sin llevar a cabo el Deslinde en Firme de las mismas, lo cual supone un sangrante e insensible despilfarro del dinero público en sentido doble, toda vez que el presupuesto va destinado a un propósito de recuperar estas vías, pero culminan sin llevarlo a cabo.

 

EL DEFENSOR DEL PUEBLO INSTA AL GOBIERNO A RECUPERAR VÍAS PECUARIAS
En un informe del Defensor del Pueblo publicado a finales del pasado año 2017 se insta a la Junta  a cumplir con el Plan para la Recuperación y Ordenación de las Vías Pecuarias. La oficina que dirige Jesús Maetzu recuerda al Gobierno Andaluz que es el garante de las vías pecuarias, y cuando un ciudadano se encuentra privado de su derecho de paso debe conocer cuáles son las medidas que debe tomar para que se restituya ese derecho.
Los agentes sociales aseguran que estas vías pueden ser actualmente un motor de desarrollo para el área rural en todas las provincias andaluzas y para las actividades tradicionales agropecuarias, y son también atractivo para el turismo con actividades como el senderismo, el ciclismo o la observación de fauna y flora autóctona.
Estos corredores ecológicos y de la biodiversidad tienen otros valores por su uso por parte de las poblaciones que unen desde siglos pasados, y al calor de ellas hay vestigios arqueológicos y de instalaciones auxiliares (abrevaderos, ventas, núcleos de población, descansaderos, etc) que dan cuenta de su valor etnológico. Estos espacios públicos, al igual que las vías en sí mismas, permanecen ocultos para la mayor parte de la opinión pública ante la inacción de la Junta.
 Ecologistas en Acción y otros colectivos sociales han interpuesto múltiples denuncias por ocupaciones de vías pecuarias ante la Junta, a las que no se les da trámite con la excusa de que “no tienen personal” y la mayoría de ellas acaban prescribiendo.
TRABAJO EN EL ÁREA RURAL
Los agentes sociales entienden que la puesta en valor de la Red de Vías Pecuarias de Andalucía supondría la creación de puestos de trabajo y jornales en zonas rurales con alarmantes datos de paro, especialmente entre las personas jóvenes, para deslinde, amojonamiento, desbroces o reforestación y mano de obra con unos resultados mucho más relevantes que otros trabajos puestos en marcha con el Plan de Choque por el empleo que se ha ejecutado en estos últimos años. Se combaten así otros males endémicos como el despoblamiento de poblaciones pequeñas con escasas oportunidades laborales, el paro juvenil y la emigración.
Las vías pecuarias se incluyen en el concepto de Infraestructuras Verdes, esenciales en la nueva política de desarrollo rural de la Comunidad Europea, por lo que abogar por su recuperación va en la línea de la política comunitaria actual.
Ecologistas en Acción tiene en su base un listado donde identifica a miles de usurpadores de veredas, vías pecuarias y caminos públicos en Andalucía, que son de dominio público, sin que la Consejería de Medio Ambiente tenga vocación de cumplir con su obligación de recuperarlas y garantizar el tránsito por ellas. La mayoría de estas vías pecuarias continúan cortadas por cancelas en las sierras, incluso algunas que ya habían sido deslindadas. También en las zonas agrícolas, donde no es habitual que las fincas estén alambradas, han sido están roturadas y reducidas a un estrecho carril o, a veces, borradas totalmente ante la pasividad de la administración que no interviene para evitarlo. En los suelos urbanos y urbanizables han sido expoliadas para otros usos dispares.
Ecologistas en Acción y otros colectivos sociales han interpuesto múltiples denuncias por ocupaciones de vías pecuarias ante la Junta, a las que no se les da trámite con la excusa de que “no tienen personal” y la mayoría de ellas acaban prescribiendo. Con lo cual las usurpaciones de Vías pecuarias son un rentable negocio para los usurpadores en plena connivencia con el Gobierno de Susana Díaz que desde 2014 ha dejado la política de recuperación de Vías Pecuarias vigente hasta 2020 en un limbo.