The news is by your side.

Como lo veo

Yo tengo una teoría sobre cómo intentar solucionar el asunto catalán: permitirme primero una boutarde: “Sres independentistas, si ustedes quieren declarar la independencia en 48 horas y de forma unilateral, muy bien en 48 horas se separan ustedes de España. Ponemos nuestras fronteras, retiramos nuestros funcionarios, retiramos todos los medios materiales del Estado español, y empezarán ustedes a darse cuenta de lo que significa no pertenecer ni España ni a la Unión Europea ni a la ONU; ya nos contarán quien les va a financiar ( pero no para el año que viene, para dentro de 3 días…), qué moneda van a emplear etc. y todo ello en 48 horas. Espero y deseo que no tengan Uds. ningún atentado terrorista, ni incidentes semejantes…!No vengan a pedirnos árnica, ni prórroga, ni situación transitoria!: son ustedes los que han decidido, de forma unilateral, irse en 48 horas…”

Con esto quiero decir que se está jugando demasiado con los sentimientos y poco con la razón y que la inmensa mayoría de los que hoy están en la calle pidiendo la independencia no son conscientes de lo que significa, de verdad, estar fuera, sin ninguna posibilidad de apoyo, ni siquiera transitorio, ya sea para pagar las pensiones o las nóminas de los funcionarios por decir dos ejemplos. Con aranceles cuando no restricciones sobre sus productos, deslocalización de muchas empresas, mercados internacionales vedados, etc etc 

 

La primera, la dimensión legal y jurídica, esta batalla la tiene ganada el gobierno desde el principio y esto es lo que ha hecho que Rajoy no haga absolutamente nada

 

Hablando en serio, yo creo que hay tres dimensiones de este problema: 

La primera, la dimensión legal y jurídica, esta batalla la tiene ganada el gobierno desde el principio y esto es lo que ha hecho que Rajoy no haga absolutamente nada desde que se ha ido desencadenando el problema. Nosotros también optamos por defender inequívocamente al estado de derecho y a sus instituciones, que es distinto de valorar positivamente las acciones o más correcto, inacciones del gobierno del PP. 

 

  • Hay una segunda dimensión que es la emocional, tan fácil de desencadenar y de mantener, y esta batalla la va ganando Puigdemont y compañía, es la batalla de los sentimientos, de la sinrazón, de las emociones, en definitiva lo que tanto y tanto utilizan normalmente los dictadores los pre fascistas los nacionalistas y que normalmente suele darle jugosos beneficios políticos. 
  • Pero en tercer lugar creo que está la batalla de la razón, de la situación práctica y real, del ” ¿y después qué?”. Esta batalla creo que la están perdiendo las dos partes, aunque apenas se ha jugado este partido. No es un tema que interese al parecer.

 

En definitiva, creo que habría que explicarles, sin demagogia ni amenazas, a los ciudadanos catalanes lo que va a significar ese intento de independencia. Y si después de ello siguen en sus trece, proponer un referendo a nivel estatal, dándole plena validez a su resultado siempre que salga una mayoría de síes a la independencia, tanto a nivel estatal como a nivel de los votantes de Cataluña. Y si no se creen esos escenarios previsibles de soledad, les ofrecemos que estén un año fuera, lo vivan/sufran (!!sin que llamen a la puerta por la que voluntariamente se quieren ir!!), y a lo mejor después estaríamos dispuestos a aceptar de nuevo su ingreso en España…

(Lo malo es que hay un elevado número de ciudadanos de Cataluña, entre ellos mi hija y su familia que, sin querer la independencia, serían igualmente perjudicados por esta locura…)