Confidencial Andaluz

Más pelotazos bajo el paraguas de Cajamar (VII)

Más pelotazos bajo el paraguas de Cajamar (VII)
13:26 | 26 de noviembre, 2016

El subdirector General de Cajamar invirtió 60.000 euros en 2004 y tres años después obtuvo un 2.000% de plusvalía

El metro cuadrado de secarral y sin perspectivas de recalificación se pagó el 17 de marzo de 2007 a 176 euros

Vera Gestión del Patrimonio SL, que nunca registró actividad, valoró en 2010 sus 4.4 Has. de secano en 41.887 euros

El alto directivo de La Caja cobró mediante 7 pagarés de Cajamar y 12 del BBVA, el primero de ellos por valor de 300.000 euros

En 2006, el ‘Zona Levante’ Francisco Alonso vendió a la Gruinver de Rodríguez Valero 8,6 Has. en Turre por 1,4 millones

Hacienda atribuye a Rifá “un plan preconcebido” ejecutado por testaferros para no pagar tributos por valor de 130 millones

 

Miguel_angel_sánchez

Miguel Angel Sánchez*

francisco_alonso_cajamar_web

Francisco Alonso, el “zona”.

El Zona Francisco Alonso vendió a Gruinver 6 SL, que recibió de Cajamar no menos de 40 millones de euros en créditos, la mayor parte fallidos; y Viúdez vendió a un socio del empresario Miguel Rifá, también cliente muy significado de la entidad y hoy investigado por vaciar, presuntamente, de fondos sus empresas para no pagar impuestos a la Hacienda Pública. Su deuda con el erario se estima en 130 millones de euros.

Si el jefe de la Zona Levante de Cajamar, Francisco Alonso, se embolsó el 19 de enero de 2006 1,4 millones de euros por la venta a Gruinver 6 de una finca de secano en Turre de 80.636 m2 (8,6 Has.) –el pago se hizo con pagarés avalados por La Caja-, su superior Bartolomé Viúdez –por aquellos días jefe Territorial de Almería de La Caja y posteriormente subdirector General- hizo igualmente la operación de su vida vendiendo en marzo de 2007 unos 7000 m2, también de secano, por 1,2 millones de euros.

Y en medio de esta lluvia de millones que recuerda al sorteo de Navidad, siempre revoloteando, el omnipresente Diego Rodríguez Valero, la cara del entramado de sociedades que podríamos bautizar, para no despistar al lector, como el ‘Grupo DRV’, que a la postre comprendía más de una treintena de empresas; el 95% de ellas ligadas al negocio inmobiliario.

Si los expertos en tasaciones de suelo consultados por esta redacción entienden que la propiedad que Francisco Alonso tenía en Turre fue valorada con extrema generosidad, por tratarse de suelo rústico, junto al cementerio municipal y sin perspectivas de reclasificación por parte del Ayuntamiento de Turre –como así ocurrió al final-, los especialistas no dan crédito a la cifra que se manejó en la operación que Viúdez culminó con la venta de su pequeña propiedad de Vera, 12 veces inferior en extensión a la de su subordinado y socio Francisco Alonso. Probablemente nunca se extrajo en esta comarca tanto jugo a ‘una pequeña pieza de fruta’.

 

Especulación en Vera

Pero situemos las cosas. José Luis Heredia, director General de Cajamar; Bartolomé Viúdez, subdirector General; y Francisco Alonso, jefe de la Zona Levante, decidieron a inicios de 2004 simultanear sus actividades profesionales en la entidad de crédito con otras privadas vinculadas al negocio inmobiliario. Pese a ser un sector familiar para ellos, dado el alto número de préstamos que se cerraban en el marco del boon del ladrillo, los tres directivos eligieron al empresario Diego Rodríguez Valero como guía y representante de sus intereses, puesto que por aquellos días se le tenía como un verdadero triunfador. Un valor seguro al que apostar.

Mientras por una lado Rodríguez Valero recibía millonarios créditos de Cajamar que muy probablemente obtenían el visto bueno de Heredia, Viúdez y Alonso, y que a la postre acababan en la lista de impagados de La Caja, por otro administraba las inversiones de éstos.

 

viudez_pagares_web

Bartolomé Viúdez y pagarés de operaciones urbanísticas.

Los inicios

Así, el 6 de febrero de 2004, los cuatro amigos se hacen socios, junto a la velezana Petronila Sánchez, en Vera Gestión del Patrimonio SL; asunto del que nos ocuparemos más tarde.
El 10 de agosto de 2004, los tres directivos de la entidad fundan Dopucasa SL. El 13 de agosto Dopucasa entran en sociedad con Rodríguez Valero y Cía. constituyendo Huertos del Castillo SL para edificar en Huércal Overa. Dos meses y siete días después, el 20 de octubre de 2004 y sin que Huertos de Castillo hubiera movido un ladrillo, Heredia, Viúdez y Alonso venden sus acciones a Rodríguez Valero, y éste las revende a Gruinver 6 SL, de la que era también socio.

Asímismo, el 20 de agosto de 2004, Dopucasa SL participa en la formalización de la escritura de constitución de una segunda sociedad con Valero. Su nombre es Nieva Golf Inmobiliaria SL. El 21 de septiembre de 2004, tan sólo un mes y un día después de crear Nieva Golf, los de Cajamar se deshacen de sus participaciones, que acaban en manos de la ‘Gruinver’ de Rodríguez Valero y Cía. Otra vez sin mover un ladrillo.

En este escenario debemos enmarcar las ventas, aparentemente inconexas pero coincidentes en los millonarios beneficios, de Francisco Alonso y Bartolomé Viúdez.

 

bajos_fondos_cajamar_portadilla

Jose Luis Heredia y Bartolomé Viúdez, negocios al margen de Cajamar, pero con Cajamar de la que eran altos responsables ejecutivos. Hoy siguen en el Consejo.

 

Vera Gestión SL

Centrémonos ahora en Viúdez y Vera Gestión del Patrimonio SL. Esta sociedad fue fundada en Vera el 6 de septiembre de 1996 por unos vecinos de la localidad para adquirir 4,4 Has. de secano situadas frente a Vera Hotel. Para más exactitud, sus activos eran:

– “Finca rústica en el Pago de Cabuzana de 2 Has. 1 área y 60 centiáreas, con número registral 4.830”.
– “Rústica de predio de tierra al pago de Cabuzana de 5.357 m2, con número registral 8.370”.
– “El 50% de 7.544 m2 de rústica de secano en el Salar de Cabuzana, con número registral 7.823”.
– “Y el 50% de 3 Has., 02 áreas y 16 centiáreas -1 Ha. y media- en el mismo paraje que las anteriores”.

El 6 de febrero de 2004 acuden a una de las notarías de Vera Diego Rodríguez Valero y Petronila Sánchez para comprar a los veratenses la totalidad de las acciones de Vera Gestión por 300.000 euros. La escritura se identifica con el número de protocolo 344. Rodríguez Valero se representa a sí mismo y también, “como mandatario verbal”, a José Luis Heredia, Bartolomé Viúdez y Francisco Alonso, que deciden no estar presentes. Heredia y Viúdez comparecen siete días más tarde, el 13 de febrero, en la misma notaría de Vera y ratifican su participación en la compra. Francisco Alonso lo hace tres días después que sus jefes, el 16 de febrero. Quedan nombrados como administradores mancomunados Diego Rodríguez Valero y Petronila Sánchez. Los de Cajamar prefieren quedar en un espacio más ‘discreto’, como meros accionistas a la espera de beneficios.

Los cinco nuevos propietarios de Vera Gestión del Patrimonio SL se reparten las acciones a razón de un 20% cada uno. Lo que equivale a un desembolso de 60.000 euros por cabeza hasta sumar los 300.000 euros citados.

diego_rodriguez_valero_web

El empresario Diego Rodríguez Valero, socio de los ejecutivos de Cajamar.

Se da la circunstancia de que pocas fechas antes, Rodríguez Valero se dirigió con urgencia a uno de sus socios capitalistas en Gruinver 6, el empresario madrileño Alberto Garrido Gersol –de Madrid Gestión SA- para solicitarle, precisamente, 300.000 euros para comprar unas tierras que suponían una buena oportunidad de negocio. La documentación que obra en nuestro poder no aclara qué destino tuvieron esos fondos, pero sí hemos podido comprobar que a Alberto Garrido Gersol se le ofrece más tarde una participación en Vera Gestión del Patrimonio SL.

Efectivamente, fuentes bien informadas nos confirman que Garrido Gersol forzó el 12 de marzo de 2007 una ampliación de capital suscribiendo el 20% de las acciones, convirtiéndose en el sexto y mayoritario socio de Vera Gestión. Los otros cinco accionistas, Heredia, Viúdez, Alonso, Valero y Petronila Sánchez, tras ceder cada uno un 4% a Gersol, pasaron de tener el 20% a sólo el 16, no sin antes pactar con el madrileño que éste desembolsara otros 275.000 euros, que han sido los que han aparecido de forma permanente en la sociedad bajo el concepto de patrimonio neto hasta 2010, año en que la sociedad rinde cuentas por última vez ante el Registro Mercantil.

 

Sin actividad

En definitiva, Vera Gestión del Patrimonio nunca llegó a registrar actividad empresarial. Lo indican sus balances anuales. En realidad era una sociedad muerta que disponía de los fondos aportados por Garrido Gersol y las apenas 4 Has. de secano que nunca llegaron a ser clasificadas por el Ayuntamiento como suelo residencial. Hoy ese terreno está sin urbanizar. El Plan General de Vera le asigna un uso terciario, o lo que es lo mismo, destinado a industrias y comercios.

Pero lo de la entrada de Gersol en Vera Gestión ocurre tres años después de la compra por parte de los de Cajamar, su socia Petronila -¿qué pintaba la señora Sánchez en este entramado?- y el omnipresente Rodríguez Valero a los vecinos de Vera.

Un dato cuando menos curioso que muestra a las claras de qué manera se revalorizaban los terrenos en la época dorada del ladrillo la encontramos en la empresa que nos ocupa. La aparición de un interesado en esas 4,4 Has. de secano lleva a los de Cajamar, Petronila y Valero a valorar lo que habían adquirido por 300.000 euros en 1.352.000 euros. Todo ocurre en tan solo 15 días desde la compra y sin garantías de clasificación y sin un proceso administrativo de reclasificación del terreno en marcha. Recordemos que adquieren el 6 de febrero de 2004 y el 21 de febrero de ese mismo año multiplican el valor de sus activos, las 4,4 Has. de secano, en más de un 300%. Eran momentos febriles, de auténtica locura económica al amparo de la burbuja inmobiliaria. Aún así, la cifra espantó al pretendiente y todo siguió en manos de los accionistas de Vera Gestión del Patrimonio SL.

 

viudez_bartolome_cajamar_web

Bartolomé Viúdez

 

 

Viúdez vende

Y llegamos al gran día, el 17 de marzo de 2007, la jornada en la que Bartolomé Viúdez vende su 16% -7.000 m2 indivisos- por una cifra que apabulla.
Aparece en escena Matías Segura García en representación de Madul Playa SL, mercantil que era la administradora única de Inversiones Italán SL.
Sigan con atención y no se pierdan.

Inversiones Italán SL está participada por ocho socios: cinco mercantiles y tres personas físicas. Entre las personas físicas encontramos a Matías Segura García. Entre las jurídicas, Predios del Sureste -participada por Portocarrero Resort SL, de la que es socio único y administrador Miguel Rifá-; y Sudafricana de Hoteles SA, en la que Rifá tiene acciones. El empresario Rifá Soler, otrora admirado hombre de negocios y archimillonario, está hoy acusado por Hacienda de forjar “un plan preconcebido” presuntamente ejecutado [junto a] un puñado de testaferros a lo largo de varios años para no pagar las deudas tributarias y para apropiarse de dinero público de IVA pagado por terceros. “Nos encontramos ante un defraudador de varios impuestos y en cuantías muy altas”, señalan las diligencias [de la policía], en las que también se subraya que [Rifá] “no puede alegar falta de liquidez para no pagar porque se ha demostrado que se lleva el dinero al extranjero”. Así lo publicaba la Voz de Almería el pasado 16 de febrero de 2015. El propio periódico cita a Predios del Sureste como uno de los dos buques insignia de Miguel Rifá.

Queda, por tanto, acreditado que Matías Segura García, estaba claramente vinculado con Miguel Rifá a través de Inversiones Italán SL. En la escritura de compraventa –Nº de protocolo 581 de la notaría de Juan López Sergio de Uralde, sita en Roquetas de Mar- donde Bartolomé Viúdez vende su 16% de Vera Gestión del Patrimonio SL, Matías Segura “en nombre y representación de la sociedad Madul Playa SL, quien a su vez es administradora única de Inversiones Italán SL”, adquiere a “don Bartolomé Viúdez Zurano por sí y en la representación que ostenta de su mujer […] el pleno dominio de sus participaciones descritas [en Vera Gestión del Patrimonio, 16%] por el precio de UN MILLÓN DOSCIENTOS TREINTA Y DOS MIL SETENTA Y CINCO EUROS (1.232.075 euros) -204.894.073 pesetas- con la siguiente forma de pago:

– Un pagaré de Cajamar por importe de TRESCIENTOS MIL EUROS (300.000 euros), con vencimiento 22 de marzo de 2007, número 5320775-0.
– Seis Pagarés de Cajamar por importe cada uno de ellos de CINCUENTA Y UN MIL SETECIENTOS OCHENTA Y UN EUROS (51.781 euros), con vencimientos 25 de noviembre y diciembre de 2007, números 5320828-4 y 5320830-6; 25 de enero, febrero, marzo y abril de 2008, números 5320832-1, 5320834-3, 5320836-5 y 5320838-0, respectivamente.
– Once pagarés del BBVA por importe cada uno de ellos de CINCUENTA Y UN MIL SETECIENTOS OCHENTA Y UN EUROS (51.781 euros), con vencimientos 25 de mayo, junio, julio, agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre de 2008, números 2.083.626 1, 2.083.628 3, 2.083.630 5, 2.083.632 0, 2.083.634 2, 2.083.636 4, 2.083.638 6 y 2.083.640 1; y vencimientos 25 de enero, febrero y marzo de 2009, números 2.083.642 3, 2.083.644 5, 2.083.646 0.
– Y un pagaré de BBVA por importe CINCUENTA Y UN MIL SETECIENTOS NOVENTA Y OCHO EUROS (51.798 euros) con vencimiento 25 de abril de 2009, número 2.083.648 2.”

 

secarral_vera_cajamar

Uno de los terrenos de las operaciones privadas de los ejecutivos de Cajamar en Vera.

 

En definitiva, el 16% de Vera Gestión del Patrimonio, una empresa sin actividad desde su origen, sin movimiento, sin empleados y con unos activos que comprenden los 275.000 euros que desembolsa en su día el empresario Alberto Garrido Gersol, y 4,4 Has. indivisas de secano en Vera, frente a Vera Hotel, de las que sólo 7.000 m2 correspondían a actual subdirector General de Cajamar, fueron pagadas a precio de diamante, ¡¡1.232.075 euros!! O si lo prefieren, a 176 euros el metro cuadrado.

Viúdez hizo el negocio de su vida, y un emporio empresarial bajo la sombra de Miguel Rifá, por razones que sólo los dueños de ese emporio conocen, adquirió por un precio astronómico el 16% de 4,4 Has. de secano. Esta superficie fue valorada en 2010 por la propia Vera Gestión del Patrimonio SL -año en que presentó su último balance- en 41.887 euros. Hagan cuentas si tienen curiosidad por saber cuánto es el 16% de 41.887 euros.

Final. Bartolomé Viúdez hizo el 6 de febrero de 2004 una inversión de 60.000 euros, y el 17 de marzo de 2007, tres años y 11 días después, con una crisis en ciernes y en una notaría de Roquetas de Mar, lejos de Vera, lejos de la comarca del Levante y lejos de posibles indiscreciones, obtuvo un rendimiento multiplicado por 20. La plusvalía fue de un 2.000%.
Quizá huelgue recordar que los Estatutos y el Código Ético de Cajamar prohíbe expresamente a los empleados y directivos especular o desarrollar actividades incompatibles con su labor crediticia.

 

Cajamar 'palmó' en Garrucha '20 o 25 millones'
Miguel Rifá y Gruinver 6 tenían conexión a través del siempre presente Diego Rodríguez Valero, la cara, que no el socio capitalista, del entramado empresarial DRV. Rifá y Valero llegaron a ser socios en una empresa denominada Explotaciones Agrícolas Orange Club SL, constituida el 16 de diviembre de 2003. Su actividad, no nos dejemos despistar por el nombre, no tenía nada que ver con la agricultura. El objeto social era “la adquisición, enajenación, promoción y explotación de toda clase de fincas rústicas o urbanas. La edificación, consolidación y preparación de terrenos, demoliciones, perforaciones para alumbramiento de aguas, cimentaciones y pavimentaciones, servicios auxiliares de la construcción”, etc. Es decir, la construcción y la promoción inmobiliaria. Fue Valero, en representación de Gruinver 6 SL, el que hizo a Rifá interesarse por el macro proyecto urbanístico de Garrucha, que se asentaría en Las Buganvillas con residenciales, equipamientos y una gran superficie comercial comprometida en su mayor parte con Eroski. Al final el plan parcial, que contaba con la licencia municipal expedida por el Ayuntamiento a nombre de Gruinver, no se materializó. Fuentes municipales aseguran a este medio que el capital para realizar la inversión provino –al menos en gran parte- de Cajamar, “que ha palmado por lo menos 20 ó 25 millones de euros”.

 

 

Miguel Angel Sánchez es periodista y editor de la publicación comarcal Actualidad Almanzora. Esta serie de reportajes de investigación que reproducimos han sido publicados entre julio de 2015 y agosto de 2016.

 

 

Próxima entrega

Cajamar impulsa a Heredia y Viúdez al Consejo Rector

 

-Las actividades privadas ligadas al ladrillo y de naturaleza claramente especulativa del director General José Luis Heredia y de su número dos Bartolomé Viúdez, no parecen ser un obstáculo para que la cúpula de la Caja les respalde como futuros miembros del máximo órgano de la entidad.

-Tras el anuncio del actual Presidente Juan de la Cruz Cárdenas de no presentarse a la reelección, Heredia y Viúdez aspiran, con el aval de los salientes, a situarse como vicepresidente segundo y vocal, respectivamente, del nuevo Consejo Rector.

-Al tiempo que daban el visto bueno a créditos millonarios a empresas de Rodríguez Valero y Miguel Rifá, hacían con ellos negocios o formaban sociedades

-Heredia, Viúdez y Alonso se enriquecieron, aunque cabe la ingenua pregunta de si la abundancia de dinero llegó gracias a la posición que les proporcionaba la Caja

Noticias relacionadas

0 Comentarios

Aún no hay comentarios

No hay comentarios en este momento, ¿Quieres añadir uno?

Escribe un comentario

Escribe un comentario

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.

Ahora en Twitter

OPINIÓN

julio diaz comision invest formacion web

Comisiones envenenadas y parlamentos irrelevantes

Pablo Gea.- Microcosmos perfecto de los vicios de la política española que contemplamos con pesar.

0 comentarios
Jean-Luc Mélenchon_web

Europa se la juega en Francia

Ramón Triviño.- Apasionantes comicios, en los que sin lugar a duda, está en juego, no sólo el futuro de Francia, sino también el del conjunto de Europa.

0 comentarios
bandera_republica_congreso_web

La República es posible

Víctor Arrogante.- Fernando Valera en julio de 1977: «hasta aquí hemos resistido sin renunciar nunca, la Segunda ha caído, ¡Viva la Tercera!»

0 comentarios
incidentes:el Postigoi:GranPoder

Maratones de pánico

Clara Guzmán.- Terrorismo callejero si no habláramos en lenguaje políticamente correcto todo el día, como si bailáramos un minué.

1 comentarios

TE RECOMENDAMOS

antonio_rodrigo_torrijos

Mercasevilla, el último ‘auto de fe’ hispalense

Pepe Fernandez.- Mientras Pedro Pacheco sigue en prisión, la Justicia en Sevilla es tomada a cachondeo. Las absoluciones de inocentes recuerdan Autos de Fe.

0 comentarios
__Mercedes Alaya Jose A Garcia Cordero web

Caso Mercasevilla: la sentencia

La absolución por la Justicia de los nueve encartados en Mercasevilla ha levantado una gran expectación. Publicamos la sentencia íntegra.

1 comentarios
pulido_Llera_Montero

Cuándo, cómo y por qué perdimos la Fundación Cajasol

Antonio Pulido, el “banquero” de Susana Díaz, consiguió eludir el control del Banco de España y del Ministerio de Economía y se hace una Fundación a medida.

0 comentarios
messi_ronaldo

¿Indulto o indulgencia?

Emilio Lucas.- ¿Qué Messi o Ronaldo no saben que por lo que ganan han de tributar, y que montar una maraña de sociedades en diversos paraísos fiscales?

0 comentarios