The news is by your side.

Política de maletines

Tras la contienda electoral, el juego de la seducción empieza a cobrar plumaje y colorido

Antonio Varflora
Antonio Varflora

Dejamos el año 2015, al que recordaremos como el año electoral, aquel año en que vivimos peligrosamente el fin del bipartidismo. Nos adentramos en 2016, un año que promete también, al menos en interés político. En este momento nadie se aventura a cerrar una futura coalición de partidos que den fuerza y estabilidad al Gobierno que debe llevarnos a la salida de la crisis económica y a afrontar una crisis institucional y política que puede afectar a los cimientos del Estado, tal y como lo conocemos desde nuestra Constitución de 1978.

En este escenario nacional es difícil ceñirse a la política andaluza como centro de nuestro interés, asistimos a unas primeras semanas de este nuevo año, donde el juego de la seducción empieza a cobrar plumaje y colorido. Como decía Arzalluz, después de una dura contienda electoral, las aguas volverán a su cauce y el baile de parejas amansará las fieras por la necesidad de poder.

Que razón llevábamos en nuestro último artículo cuando decíamos que ya era tarde para Susana. Con o sin veneno, lo cierto es que ahora, querido Pedro, cuentas con todo el apoyo del partido socialista andaluz, que es ella, para conformar una alternativa de izquierdas o progresista, como les gusta decir a los nuevos marxistas bolivarianos, con un límite claro. Habrá que ver las tonalidades del claro al final de la partida, si es claro, si es oscuro o simplemente claroscuro. Susana se lo ha dicho con claridad los socialistas no pactan con quienes quieren romper España, para trocear España a nuestro antojo y para romper el PSOE, ya nos bastamos nosotros solos, y menos aún con un partido como el Partido Popular que tanto daño ha causado a España y a los españoles. Sin ir más lejos, en diciembre 55.700 personas menos en paro, una contratación indefinida en 2015 aumentando más del 16%. Desde el año 2013 recuperando más de un millón de empleos perdidos por la crisis. Objetivamente ese es el dolor que ha originado el Gobierno del Partido Popular en España. Hoy se han dejado de destruir más de 1.000 puesto de trabajo diarios, para crear 1.500 al día.

[blockquote style=”1″]El Partido Popular ha centrado su discurso político en los maletines de la junta de Andalucía que se repartieron en la cabalgata de Sanlúcar. Esto es todo señores lectores, como dicen los dibujos animados, eso es todo amigos.[/blockquote]

Susana, este y no otro es el bagaje que con más o menos acierto mediático ha tenido el Gobierno de la Nación estos últimos años. El tuyo ya nos lo contarás cuando puedas o recuerdes que eres la presidenta de la Junta de Andalucía, y a los andaluces te debes, a los tuyos y a todos, incluido ese apéndice de Ciudadanos que tal holgadamente gestionas a tu gusto. Este es el escaparate andaluz proyectado a la política nacional, no hay más, créanme. Todo lo demás ni está ni se le espera, a menos que creamos a estas alturas que el irrelevante Moreno Bonilla aún tiene agenda política.

Miren ustedes, queridos lectores de Confidencial Andaluz, mientras todo esto sucede en España, donde estamos ligando y desligando nuestro futuro político a corto y medio plazo, el Partido Popular de Andalucía está en la política de maletines, y nunca mejor dicho. Son maletines, que no sobres, porque sobre los sobres quizás algún propio de la casa valga más por lo que calla que por lo que cuenta.

El Partido Popular ha centrado su discurso político en los maletines de la Junta de Andalucía que se repartieron en la cabalgata de Sanlúcar. Esto es todo señores lectores, como dicen los dibujos animados, eso es todo amigos.

En esta encrucijada, este es el discurso del Partido Popular, y quizás ahora viene lo peor, porque nadie, nadie, y pensamos que dentro del Partido Popular hay aun gente que se viste por los pies, está dispuesta a levantar la voz y decir aquello que los militantes y simpatizantes esperan: ¡Hasta aquí hemos llegado!  Podíamos pensar que son las fechas que producen cierta inactividad, y que la gente desconecta un poco. No, así llevamos dos años y lo peor está por llegar. Créanme.

Creo que ya lo hemos visto todo o casi todo, incluido el cafelito de Javier con Gómez de la Serna. Curiosamente el diputado de Segovia se encontraba en Sevilla, o cogió un AVE, se plantó en el Bahía Sevilla y le cantó las tres o cuatro verdades del barquero a Javier. Entre otras que él sabe lo que sabe, aunque lo terminaremos sabiendo todos, así que por el momento cuidado y no nos hagamos daño. Y además que sus actividades cuentan indiciariamente con la presunción de legalidad, y la toma en consideración del Congreso de los Diputados. Porque me pregunto para finalizar, de verdad que nadie en el Partido Popular conocía lo que desde tiempos pasados se dedicaban ambos políticos, acaso lo que hace algún exministro de Exteriores socialista, no es lo mismo.

En fin, otro día hablaremos de los cambios que se avecinan dentro de la calle San Fernando para dar definitivamente el salto al vacío, pero eso tendrá que esperar, como todavía esperan el Ágora Rural y el Diputado de Proximidad.