The news is by your side.

Adiós a Salvador Távora, el gran dramaturgo andaluz del siglo XX

Távora se ha marchado preocupado por la irrupción de un partido como 'Vox' en el escenario político andaluz.

Salvador Távora ha fallecido en su domicilio en Sevilla a los 88 años.
Recordamos su ultima entrevista en Confidencial Andaluz el pasado 9 de enero.

 

Salvador Távora: “Esas palomas que hoy vuelan amargas y blancas”

 

Salvador Távora Triano, el eminente autor y director teatral del El Cerro del Águila, en Sevilla, ha reemprendido su actividad profesional con una emotiva carta a María de los Ángeles Infante García, hija del notario Blas Infante Pérez y presidenta de la Fundación ‘Blas Infante’. Por razones de salud, María de los Ángeles Infante se halla apartada de los actos públicos. Távora, autor/director de de obras maestras en el teatro como ‘Quejío’, ‘Andalucía Amarga’, ‘Carmen’ o Crónica de una Muerte Anunciada’ se dirige a la hija de Blas Infante a través de unos versos personalísimos: acompañados, en una tarjeta, de un grabado salido de sus propias manos.
En conversaciones personales, Távora se muestra preocupado por la irrupción de un partido como ‘Vox’ en el escenario político andaluz, a la vez que señala el dramaturgo, ” la particular, apremiante necesidad que ahora existe de enseñar y propagar en estos momentos la cultura andaluza, el poder andaluz y toda la obra y propuestas de Blas Infante“.
Estos son las líneas versificadas que Salvador Távora escribe a María de los Ángeles Infante y que ‘Confidencial Andaluz’ ofrece a sus lectores en rigurosa exclusiva, además del propio facsímil de la tarjeta de Távora, donde aparece una paloma blanca con el pecho desgarrado por una mancha roja. Salvador Távora fue novillero y, en un festival, en 1952, llegó a cortar un rabo en la Plaza de Toros de la Real Maestranza. Cuando entrenaba en el Cortijo de la Gota de Leche -adonde iba andando desde El Cerro del Águila- con reses de media sangre, de cara a los grandes compromisos de luces con el ganado bravo, Távora tuvo un compañero de entrenamientos muy especial: Luis Blas Infante García, único hijo varón de Blas Infante Pérez y hermano de María de los Ángeles.

 

Salvador Tavora Maria angeles infante

En aquellos profundos días de una durísima y reciente posguerra,  Luis Blas Infante, entre lágrimas, expresó a Távora sus reparos por seguir entrenándose para el toreo en aquel mismo lugar, cercano a la Carretera Vieja de Carmona… donde había sido fusilado su padre, el notario Blas Infante. En una entrevista del pasado 29 de septiembre de 2018, Salvador Távora detalló todos los extremos a ‘Confidencial Andaluz’.
Estas son las líneas que Salvador Távora escribe a María de los Ángeles Infante:

 

 “A María de los Ángeles Infante”
‘Por tener a tu padre entre palomas
 volando con el pecho ensangrentado
 diste tu vida con tus palabras
y tus ojos llenos siempre de lágrimas
Esas palomas que hoy vuelan
amargas y blancas
salieron de la historia
de tus ojos azules
y tu compromiso a su recuerdo
Nos diste a conocer su vida
con la tristeza de una niña dolorida
y nos hablaste con pena de su muerte
pisando amapolas y pétalos de espinas
diciendo adiós con un pañuelo verde’

 

Salvador Távora
Sevilla, enero 2019